About Taringa!

Popular channels

Dos Uruguayos hacen historia

El volante del West Ham jamás olvidará su debut frente al Crystal Palace; como su padre recuerda cuando estuvo en el banco en el Saroldi.








Todavía no me puse a pensar en el día en que tenga que jugar contra el equipo de mi padre", confiesa Diego Poyet con acento británico desde Londres. Es que los Poyet no paran de escribir una historia que une a Uruguay con Inglaterra. Gustavo, hoy técnico del Sunderland, es el primer uruguayo en dirigir en la Premier League. Pero antes, como futbolista, tuvo grandes desempeños y convirtió goles en Chelsea y en Tottenham Hotspur. Es más, hasta la llegada de Luis Suárez a Liverpool, Poyet era el uruguayo más exitoso en el fútbol inglés.

El fin de semana pasado Diego Poyet debutó en la Premier, defendiendo al West Ham United que venció de visitante a Crystal Palace por 3 a 1. Diego, que nació hace 19 años en España, cuando su padre jugaba en Zaragoza, firmó contrato por cuatro temporadas con el West Ham tras haber jugado en Charlton en la Championship (Segunda). Ingresó por el argentino Mauro Zárate y jugó los últimos diez minutos del partido.

"Haber debutado en el Premier fue un momento espectacular, que nunca voy a olvidar. Algo muy especial", contó Diego. "Me puse a calentar, calentaba y calentaba, pero tengo sólo 19 años y creí que el técnico iba a poner a otro que tuviera un poquito más de experiencia, porque por más que íbamos ganando 3 a 1 el Crystal es un equipo muy fuerte. No estaba nervioso, pero sí muy ansioso. Mientras calentaba ellos empezaron a tener chances y yo pensé que si se ponían 3 a 2, con tanta presión no me iba a meter. Pero aguantamos bien y tuve la suerte de entrar", añadió.

"Estábamos expectantes porque se había metido en el grupo, y eso ya era bastante importante", dijo su padre, Gustavo. "Luego durante el partido tenían que pasar cosas para que se le diera la oportunidad de entrar. Diego, era entre los mediocampistas, el más defensivo, lo que le dio la posibilidad de debutar. Su equipo ganaba y entró a defender. Estuvo correcto. Estaba loco de la vida, ya se siente que forma parte. Son esos momentos de los que uno se acuerda toda la vida", agregó Gustavo quien no olvida la primera vez que fue convocado a la Primera de River Plate para un amistoso frente a Nacional.

"Fue la primera vez que estuve en el banco. Había entrenado con Tercera y me llamaron para que me quedara en el banco. Me perdí las dos primeras clases en el liceo Santa María, iba al turno vespertino, y cuando llegué todo el mundo me preguntaba qué me había pasado. No había teléfonos móviles para avisar", recordó el DT de Sunderland.

Diego no se había detenido a pensar que él y su padre están haciendo historia en el fútbol inglés. "Me doy cuenta ahora que me lo decís. Es una cosa muy linda estar en la misma Liga que mi padre. Va a ser un poquito extraño cuando tenga que jugar contra él. Por suerte todavía falta, pero va a ser un día muy raro. ¡Voy a estar tratando de ganarle a mi padre! Y seguramente a él le va a resultar también muy extraño. Porque supongo que ganarle al hijo no debe ser una cosa muy linda. Pero seguramente unos años después nos vamos a reír juntos de ese momento", dijo el volante que el martes jugó los 90` ante Sheffield por la Copa.


Gustavo, mientras tanto, cree que lo de las familias de deportistas se da sólo en Uruguay. "Siempre hablé con los Matosas, los Forlán, los Gonçálvez de lo curiosos que somos los uruguayos. Padres e hijos que ganaron Copa Américas y una cantidad de cosas. ¡Y con los poquitos que somos! El nuestro es un caso más de una familia uruguaya que vive el deporte, en particular el fútbol, de una manera muy especial y te lleva a vivir estas situaciones. No creo que pase en otros lados. Por ejemplo, acá en Inglaterra, no conozco que haya hijos de aquellos famosos que ganaron el Mundial del 66. Y tampoco en España".

Diego es consciente que su apellido pesa en la Premier, pero no deja que le afecte. "Sé que como soy Poyet siempre van a decir algo, pero somos jugadores distintos. Tengo cosas de mi padre, pero otras diferentes", explicó el joven que ha visto muchos videos de goles de su padre. "Me los mostraba mi abuelo Washington, que tenía todo grabado. Tuvo una carrera muy buena y yo trato de seguir sus pasos".

"Lo mejor que tiene Diego, es que vive para el fútbol. En ese aspecto sigue siendo muy uruguayo. Es como de la generación vieja. Lo de él es fútbol, comer bien, descansar y otra vez fútbol. Por ejemplo, el otro día en la primer fecha estuvo en el banco, pero no jugó, entonces pidió para hacer fútbol con la reserva. Además tiene la mentalidad nuestra de que ganar es todo y eso se le nota en la forma de jugar", dijo Gustavo sobre su hijo. "Creo que tuvo una buena mezcla de aprendizaje que incluye dos años de baby fútbol en Uruguay donde había que salir campeón del mundo todos los fines de semana para luego volver acá, jugar en Charlton, y en seis meses encontrarse ya en la Premier. Hizo un buen proceso".

Su novia británica ya come asado

Matías, el hermano de Diego acaba de terminar la carrera de economía y como trabajará en Londres se mudará con él. Mientras que mamá Madelón se trasladará a Sunderland con Gustavo. "Vamos a estar separados, pero juntos. Sé que la voy a pasar bien con mi hermano, lo extrañé mucho cuando se fue a la Universidad", dijo Diego, quien está ennoviado hace dos años con Ellie. "Es muy británica, pero sabe que soy uruguayo y a donde vaya me va a seguir. Vio el Mundial con nosotros en casa y ya va entendiendo lo que es Uruguay. Todavía no fue pero ya probó el asado y le gusta. Si no, habría problemas. Je. El mate todavía no. Yo tampoco soy mucho de tomar, aunque ahora, con Zarate en el equipo, tomo más".
0No comments yet
      GIF