Check the new version here

Popular channels

El Arsenal muere en la orilla



El Arsenal muere en la orilla



El Arsenal no logró culminar la gesta y el Mónaco jugará los cuartos de final de la Liga de Campeones pese a perder 0-2 en el Luis II. Le faltó acierto en los metros finales al conjunto inglés mientras los monegascos se defendieron con todo lo que pudieron. El buen resultado de la ida fue clave y pese a los goles de Giroud y Ramsey, el Arsenal no seguirá en la máxima competición continental.


Al Arsenal le faltó algo más de acierto en los últimos metros para lograr la gesta ante el Mónaco. Los tres goles recibidos en el duelo de ida disputado en el Emirates Stadium fueron una losa demasiado grande y los chicos de Wenger se despiden de la Liga de Campeones pese a ganar 0-2 en el Luis II monegasco.

Las prisas nunca son buenas y con el reloj en su contra, los ingleses terminaron doblando la rodilla. El segundo tanto quizá llegó muy tarde y los centros de los últimos minutos sobre el área de Subasic, llevaban más corazón que precisión. Con once jugadores en su área, los locales no tuvieron problemas para evitar cualquier remate.

Desde el minuto uno, los londinenses tuvieron muy claro su cometido. El balón era para ellos, tocaba buscar las bandas ante las líneas juntas que presentaba el Mónaco en la medular y cada ocasión era una oportunidad de oro que no se podía desperdiciar.

Cazorla, el faro Gunner
Özil y Alexis regalaron la primera mitad al rival mientras que Cazorla no cesó de mostrarse a sus compañeros. El asturiano lleva la manija del equipo, le gusta y le buscan. Por desgracia para él, recibió en la mayoría de las ocasiones de espaldas a la meta rival. Kondogbia y Toulalan sabían que el español no podía tener más de un metro en la frontal del área, de lo contrario, sufrirían.

Con unos desaparecidos y otro tapado, fueron Bellerín y Monreal los que buscaron las bandas con ayuda de Welbeck. El inglés estuvo rápido en los últimos metros y los españoles mucho más que combativos.

Algo más solitario, en la punta de ataque, Giroud perdonó la primera ocasión que él mismo se buscó pero en la segunda oportunidad que tuvo para buscar a Subasic, no perdonó. En una de las pocas jugadas que se vieron por dentro, Welbeck metió el cuero en largo y su compañero francés se topó una vez con el portero rival, pero tras recoger el rechace no falló.

Quedaba un mundo por delante y mucho por remar. Al Mónaco no le entraron los nervios en ningún momento y siguió a lo suyo. Tanto Wallace como Abdennour minimizaron los daños por arriba y ganaron tiempo para los locales.

En el segundo acto el argumento era el mismo. Balón para los ingleses y turno para correr de los monegascos. Pese a algún intento de los hombres de Jardim en los que buscaron a Ospina sin demasiada ambición, llegó el tanto de Ramsey. Un centro desde la izquierda terminó en el palo después de que Walcott no estuviera preciso en su remate pero por suerte, el cuero acabó en los pies de un Ramsey que mejoró con creces lo realizado por Coquelin durante buena parte del choque.

Parecía que había tiempo para sacar frutos a tanto esfuerzo, pero el Arsenal apenas jugó. El Mónaco consiguió su objetivo y con demasiado sufrimiento para una resultado tan positivo a favor, será equipo de los cuartos de final de la Liga de Campeones. El magnate ruso podrá estar contento. Lo contrario que un Wenger que suma una nueva decepción esta temporada, ya ya van unas cuantas...




0
0
0
0
0No comments yet