Check the new version here

Popular channels

El Athletic quiere que Illarramendi se rebele y fuerce su



El mercado invernal de fichajes termina el próximo viernes a las 00:00. En el Real Madrid, un sólo nombre acapara toda la atención. Es Asier Illarramendi. El Athletic Club quiere hacerse con sus servicios, pero el Real Madrid se niega a dejarlo salir en las condiciones que proponen los rojiblancos. Piden casi 28 millones de euros mientras que el Athletic estaría dispuesto a ofrecer 25 como máximo. Una diferencia que, por ahora, parece insalvable por la inflexibilidad blanca. Es por ello que el conjunto rojiblanco habría cambiado de estrategia. Ahora quiere que sea Illarra el que dé el paso para tratar de forzar su marcha del Real Madrid.
Porque el jugador, según cuenta Marca, también tiene dudas. Hace no mucho tiempo, al poco de dar el salto al primer equipo de la Real Sociedad, afirmó que nunca jugaría en el Athletic.
Hoy aquellas palabras esclavizan al de Mutriku. Su pasado' txuri-urdin' le pesa. Le pesa más por el qué dirán que por su deseo personal de jugar o no en San Mamés.
Illarra quiere tener minutos (sus oportunidades siguen sin llegar) y si eso le obliga a ponerse la zamarra de los leones, lo hará. Pero él, cercano como es a sus amigos y a su gente, sabe que no estaría del todo bien visto. Además, hay problemas económicos.
El jugador tiene un buen sueldo (algo más de un millón de euros por campaña) que, además, es creciente. Podría llegar a los 2'5 millones de euros. Además, Adidas (marca que patrocina sus botas) le ofrece una prima de casi 500.000 euros por temporada por lucir la camiseta del Real Madrid. Esta prima desaparecería si se va al Athletic, equipo que luce Nike, la principal competencia de la compañía alemana.
Pero, pese a ello, el Athletic insiste: si Illarramendi quiere jugar necesita dar un paso al frente y pedirle a Ancelotti y al club que le deje marchar. El primero apenas cuenta con él, pero no quiere que abandone el Bernabéu por temor a quedarse corto de plantilla en el tramo final del campeonato.
Además, el Real Madrid insiste en mostrarse especialmente exigente con los bilbaínos después de que estos se hayan negado a negociar con jugadores como Llorente o Javi Martínez. En todos esos casos (como en el reciente interés por Laporte) el Athletic se remite a la cláusula del futbolista.
Con Illarra no sucederá lo mismo, pero los blancos sí que exigen recuperar al completo la inversión realizada en el mediocampista y eso, tras un año de amortización y los pagos de pluses por objetivos, implicaría abonar casi 28 millones de euros, cifra a la que no está, por ahora, dispuesto a llegar el Athletic.
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New