Check the new version here

Popular channels

El Barcelona no renunció a Alfredo Di Stefano, fue un robo.



La realidad es que Di Stefano dejó River Plate para jugar en el Millonarios de Bogotá. La FIFA no reconocía la Liga colombiana de forma oficial, por lo que dictaminó que el club de Bogotá no podía traspasar al jugador, que debía regresar al River Plate el 15 de octubre de 1954. El Barcelona cerró su fichaje con los argentinos, mientras que el Real Madrid lo hizo con el Millonarios. FIFA y Federación Española consideraban ilegal el acuerdo entre blancos y colombianos. Lo demuestran los documentos oficiales en los que el presidente de la Federación Española, Sancho Dávila, publicados por García Luque el 25 de febrero de 2013, asegura que "la fima por el Madrid es papel mojado".

Dávila, que abandonó el cargo meses más tarde, no influyó en la operación tramada por el regimen franquista y el Real Madrid, que lograron imponer que Di Stefano alternara ambos clubs cada dos años. Lo firmaron los presidentes de Barça y Madrid, pero en el club blaugrana provocó la dimisión en pleno de la directiva y la cesión de todos los derechos del jugador al Real Madrid.

La renuncia, así, no solo fue un acto de dignidad, sino también obligado por los movimientos consensuados entre el franquismo y el Real Madrid, contradiciendo absolutamente la normativa de la FIFA e, incluso, la de la Federación Española.
0
0
0
0No comments yet