El bianchi Jugador, Ortigoza, El señor de los penales

El volante central no falló desde los doce pasos y marcó el gol que valió la Libertadores. En su carrera, el ex Argentinos anotó 21 de los 22 penales que ejecutó.







Como tantas veces a lo largo de su carrera, Néstor Ortigoza acomodó la pelota en el punto del penal y, una vez más, no falló. La única –y gran- diferencia con las oportunidades anteriores es que esta vez se trató del penal más importante de la historia de San Lorenzo, el que valió la primera Copa Libertadores para el Ciclón.

"En el penal ya arranqué sabiendo que le iba a pegar al palo izquierdo del arquero", contó el volante central sobre su disparo, a la postre el único tanto en la victoria sobre Nacional de Paraguay en el Nuevo Gasómetro.

Ortigoza, elegido el mejor jugador de la final, tiene una marca increíble y admirable en penales: en su carrera convirtió nada menos que 21 penales de los 22 que ejecutó.

"Estoy muy contento. Por lo grupal. Dejamos siempre todo. Tuvimos un director técnico inteligente, copero. La gente se lo merece. Pasaron muchos planteles y no la pudieron ganar. Hicimos historia. Se lo dedico a mi familia, a los dirigentes. A todos. Es un conjunto", señaló el mediocampista tras el histórico triunfo.