Check the new version here

Popular channels

El Boca del basquet imparable en el mundial de España

Recital del Dream Team en la vuelta de Rose 281 después

Estados Unidos barre a Finlandia del mapa sin despeinarse (114-55) en la vuelta de Rose a una cancha de baloncesto 281 días después.



La alegría le duró a Finlandia 40 segundos. La selección del norte de Europa estuvo ese tiempo por delante de Estados Unidos en el marcador, pero los 7.000 aficionados finlandeses disfrutaron como si acabasen de ganar la Copa del Mundo. Ese es el otro Mundial, el que permite a jugadores exóticos medirse a estrellas NBA.

Lee fue el encargado de ese momento de gloria con su canasta, y luego llegó la exhibición americana.Gracias a su inmensa superioridad física los americanos no dieron opción ninguna a Finlandia, ni en ataque, ni en defensa. Faried ponía el 4-2 con un mate y ponía en marcha la apisonadora, pese a que en el primer cuarto los europeos aguantaron (31-16).
Rose vuelve, se fue Finlandia

El segundo cuarto en Bilbao pasará a la historia por su parcial de 29-2, el mayor en un Mundial, y por volver a ver a Derrick Rose jugar un partido de baloncesto oficial 281 días después. El base de los Bulls volvió y dejó destellos de su calidad, aunque aún le falta confianza y ritmo de competición, y más cuando éste lo marca un deportivo americano. Rose cumplió en defensa y en ataque, incluido su característico mate a dos manos que enloquecía a los aficionados antes de su lesión de rodilla. Finlandía asistió a la fiesta americana sin que a sus aficionados perdiesen el aliento que le faltaba en ocasiones al base americano. Para la manada finlandesa estar en Bilbao es un sueño hecho realidad, sin mirar el resultado, 60-18 al descanso.
Fiesta por un triple

El partido ya estaba sentenciado y a ambos conjuntos sólo le quedaba seguir disfrutando. Koponen logró el primer triple tras cinco minutos del tercer cuarto y el BEC enloqueció con los tres puntos logrados. Los de Coach K habían decidido bajar el pistón tras la exhibición del segundo periodo aunque eso les servía para acosar a los rivales y provocar fallos ante el miedo escénico del momento y acabar 87-39 el tercer cuarto

En eso de asustar el mejor fue Anthony Davis. El pívot americano aprovechó su superioridad física para dominar el partido en la zona sin que nadie de los finlandeses pudiera evitarlo. Se fue a los 17 puntos y compitió con James Harden por el liderato, el escolta lo hacía en la cancha, y el de los Pelicans en la anotación. Harden no acusó tener el dedo meñique con esparadrapo y realizó un partido a la altura del capitán que se espera sea.

En el último periodo Finlandia se mantuvo firme en dar la cara con el apoyo de los miles de aficionados que no cesaron de animar en ningún momento a sus lobos. Estados Unidos dio tiempo a los menos habituales pensando en el duelo ante Turquía, seguro más exigente que la primera prueba en Bilbao.

Sobre el eterno debate de los pasos de salida, los americanos sufrieron la rigurosidad de los árbitros. El español Pérez Pérez se encargó de dejar claro que la norma está hecha para ser cumplida, y pese a algún descuido, la mayoría de infracciones fueron señalizadas. Más adelante quizás sea otro tema.






0No comments yet