Check the new version here

Popular channels

El buen momento de River también en las tribunas

Pese a ser un día laborable, el estadio Monumental lució casi completo; en las boleterías se recaudaron $ 5,5 millones




te River contagia a sus hinchas, que dejan todo para ver a un equipo que gusta y gana. Ésa fue la razón por la que las tribunas del Monumental lucieron prácticamente colmadas (sólo hubo unos claros en las partes más altas del estadio). El boom tuvo su correlato en las boleterías, donde se recaudaron $5,5 millones. Una suma nada despreciable para un partido que se jugó por la noche de un día laborable.

El hincha millonario eligió llegar sobre la hora al partido. Si a las 20.15 las gradas estaban casi desnudas, una hora después ya se habían calzado su mejor vestimenta. Con el infaltable cotillón riverplatense. Parecía que River jugaba una instancia mucho más avanzada. Por el clima previo, por los accesos al Monumental, que conforme se acercaba el comienzo se atestaban de gente. Por más que recién se haya clasificado para los octavos de final, nadie quiso perderse el encuentro ante los mendocinos.

La ansiedad del hincha de River pudo palparse el martes por la tarde, cuando debieron retirar las entradas en las boleterías del estadio. La escenografía parecía una postal de aquellos tiempos de gloria: hasta seis cuadras de cola de entusiastas fanáticos que se sienten identificados con el fútbol de ataque que postula el Muñeco Gallardo . La proyección es que el próximo domingo a las 21.30, en el clásico frente a Independiente, el Monumental volverá a colgar un imaginario cartel de "localidades agotadas" y a verse repleto para un nuevo clásico contra los Rojos. La expectativa (y la satisfacción) de los hinchas se prolongará con seguridad hasta el superclásico, para el que falta menos de un mes (se jugará el domingo 5 de octubre). Se anuncia otra función a estadio repleto.

Durante el partido ante los mendocinos, que garantizó el pasaje a los cuartos de final de la Copa Sudamericana, el simpatizante millonario no dejó de aplaudir ni de cantar. Si bien se rompió las manos y se dejó la garganta con los goles del uruguayo Mora , también aplaudió a rabiar las jugadas más intrascendentes en las que algún futbolista de River tuviera una destacada actuación individual. Uno de los gestos técnicos más festejados fue un caño de Ramiro Funes Mori , el hombre que le quitó su lugar en el equipo al colombiano Eder Álvarez Balanta .

Con el correr de los minutos, la gente de River se mostró satisfecho con el juego de los suyos. Siguió apoyando, en medio de una euforia medida. Está vivo el recuerdo del último título doméstico (con Ramón Díaz en el banco), pero la gran apuesta es volver a insertarse en el plano internacional. En ese sentido, esta Copa Sudamericana ofrece una oportunidad inmejorable. El Muñeco Gallardo, uno de los integrantes de aquel plantel que levantó el último trofeo continental (Supercopa 1997), lo sabe mejor que nadie.

Una exitosa Copa Sudamericana, sumada a un largo camino en la Copa Argentina, más la pelea del torneo doméstico hasta el final, le garantizarían a River un interesante ingreso de dinero, que su tesorería necesita. Gracias al acompañamiento del socio y la venta de futbolistas potenciados en el último tiempo (como Manuel Lanzini), la comisión directiva que encabeza Rodolfo D'Onofrio asegura haber bajado un 50% el déficit operativo mensual, que era de $ 12 millones.

Con los rojos, el domingo a las 21.30
La AFA confirmó el horario del clásico del domingo entre River e Independiente, por la octava fecha del torneo de primera división. El partido se jugará en el estadio Monumental desde las 21.30. Banfield vs. Boca, en tanto, se medirán desde las 18.15 en el estadio Florencio Sola. La programación confirmada supone un revés para las intenciones de Rodolfo D'Onofrio, presidente de River, quien durante la presentación de la nueva camiseta del equipo había anunciado que su voluntad era cambiar el horario del partido. "No puede ser que el hincha llegue a su casa a las dos de la mañana", protestó el dirigente millonario.

En la misma línea se expresó ayer Diego Santilli , senador porteño por Pro. "Como hincha de River, jugar a las 21.30 es una barbaridad para la gente. Hay que hacer un esfuerzo para ordenar los horarios del espectáculo y del partido", afirmó en AM 630.
0
0
0
0No comments yet