Popular channels

El campeón de América ultimo



Maglio admitió que se encontró "de casualidad" con el presidente de San Lorenzo en un bar rosarino, pero aclaró que no aceptó su invitación a una copa "porque las burbujas suben a la cabeza y hacen mal".

Carlos Maglio quedó en el eje de una polémica luego de haber estado en el mismo bar que Matías Lammens en la madrugada previa al choque de Rosario Central y San Lorenzo. Miguel Scime, Director de formación Arbitral, lo cuestionó en las horas posteriores al episodio. Incluso, está latente la posibilidad de una sanción. Pero Maglio salió este lunes a dar la versión de los hechos: "Es el momento para aclararlo, independientemente de que uno es humano. Llegamos a las 10 a Rosario, fuimos a cenar y ahí mismo vimos la pelea de Matthysse. En el salón de al lado estaba Carmen Barbieri. Menos mal que no me vieron saludándola", arrancó su relato.

Y siguió: "Salimos de ahí, fuimos al hotel y con alguno de los muchachos hablamos de ir a tomar café. Me avisaron que el presidente de San Lorenzo estaba alojado en el mismo lugar que nosotros, entonces preferí ir a otro lado, sobre todo porque Rosario es una ciudad muy futbolera. Fuimos a un lugar ubicado a cuatro o cinco cuadras, entramos y estaba el presidente de San Lorenzo. No lo queríamos encontrar en el hotel y lo encontramos ahí. Vino, me saludó y me ofreció una copa de champagne. Le dije que no, porque sé que no corresponde. Además, el champagne es una bebiba que a mucha gente le puede gustar pero después las burbujas suben a la cabeza y hacen mal".

Maglio especificó que estuvo un rato en el lugar, que salió a la puerta a hablar con dos personas y que regresó a su habitación. "A las dos ya estaba acostado", aseguró. Además, no se mostró preocupado por una posible sanción: "Gracias a Dios después las cosas salieron bien. Hablé con Scime, todo bien".
0
0
0
0No comments yet