Check the new version here

Popular channels

El Celta de Berizzo amargó al Barcelona












Lionel Messi, otra vez, no pudo quedarse con el récord de Telmo Zarra, que sigue siendo, con 251 gritos, el máximo goleador de la historia de la Liga española. Y Barcelona lo sufrió. En el Camp Nou, el centro de la escena fue otro argentino, Joaquín Larrivey, que con su gol le dio el triunfo por 1 a 0 al Celta de Vigo que dirige Eduardo Berizzo. Mientras que Javier Mascherano fue titular para el local, Pablo Hernández y Gustavo Cabral jugaron para el equipo gallego.









Pese a que Messi estáaba próximo a alcanzar una nueva marca histórica, el jugador más peligroso de Bacelona, en el arranque, era Neymar. El brasileño protagonizó las dos primeras llegadas, antes de los 20 minutos. Primero, con un cabezazo que contuvo el arquero Sergio, y luego, con un derechazo que se estrelló en el travesaño. Celta ponía hasta siete hombres en campo de BArcelona y se animaba a jugarle de igual a igual y si no fuera porque Claudio Bravo, hacia los 30, le tapó un cabezazo a Pablo Hernández.

Messi apareció a los 30, cuando tras una paredo con Neymar, soltó un zurdazo de primera que exigió la gran atajada de Sergio. Y apenas luego, tras una mala salida de abajo de los gallegos, una definición cruzada del rosarino y fue sacada casi en la línea por Jonny, con la fortuna de que su desvío pegó en el travesaño. La primera etapa la culminó mejor Barcelona, que hizo que el arquero Sergio se revolcara dos veces sobre la izquierda, para tapar disparos de Jordi Alba y Luis Suárez.

Ni bien comenzada la segunda etapa, Neymar volvió a estrellar un remate en el travesaño, tras un centro atrás de Jordi Alba. Pero a los 10, la sorpresa se adueñó del Camp Nou. Sacó de arco Sergio, dudó la defensa de Barcelona, falló Dani Alves, se avivó Nolito y con un taco delicioso dejó a Larrivey frente a Bravo y, de primera, no dudó y acomodó la pelota contra el poste izquierdo para poner el 1 a 0.

Lejos de épocas más lúcidas, el Barsa reaccionó con una apilada de Messi, que culminó con un zurdazo cruzado que Sergio debió esforzarse para tapar con uno de sus pies. A falta de 20, Suárez tuvo el empate con un cabezazo, pero no pudo direccionar su remate, que terminó en las manos del arquero. Pudo liquidarlo Celta, pero Bravo le tapó un derechazo en una linda contra a Nolito. Iba y venía el partido y, a falta de diez, Messi, de tiro libre, estrelló, un zurdazo en el ángulo izquierdo.

Barcelona pérdió algo más que un partido. Perdió también la cima, que ahora ostenta Real Madrid, que una semana atrás le había dado una dura cachetada al quedarse con el clásico. Ahora, los de Luis Enrique marchan tereros, detrás de Atlético de Madrid. La derrota culé también la celebraron Sevilla y Valencia. Los andaluces, de vencer el domingo a Athletic Bilbao, serán punteros en soledad. El equipo Ché, por su parte, si derrota a Villareal, también pasará a Barcelona.


















0
0
0
0No comments yet