El Congreso debate un proyecto contra los barrabravas





El proyecto los tipifica como organizaciones criminales y considera sus acciones como un delito de "crimen organizado". Se prevé penas de entre 2 y 8 años.

El secretario de Deportes bonaerense, Alejandro Rodríguez, celebró que la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados de la Nación trate desde las 15 de este martes "los proyectos de tipificación del delito de barrabravas y reventa de entradas".

Rodríguez explicó en un comunicado que el gobernador Daniel Scioli "quiere a los barras tras las rejas" y destacó que "desde abril de 2014, cuando presentamos estos proyectos al Congreso Nacional, he pedido que se dé tratamiento, de una vez por todas, a este iniciativa que busca darle un marco jurídico a las contravenciones que realizan los barras. Queremos que la familia recupere la cancha y poner a los barras tras las rejas. Con esta ley vamos a fondo".

El funcionario provincial destacó que "la provincia de Buenos Aires hace un tiempo creó fiscalías especiales para que investiguen los delitos en espectáculos deportivos y logren condenar a los barrabravas. Scioli quiere ir a fondo y verdaderamente consideramos que esta ley excede las miradas partidarias: tenemos que terminar con la violencia en el fútbol".

El proyecto de ley tipifica a las barras bravas como organizaciones criminales y, para ello, propone calificar las acciones de los barras como un delito "de crimen organizado".

Además, califica como delito la reventa de entradas, que es una de las principales fuentes de ingresos de esos sectores.

El titular de la cartera de Deportes añadió que "lo que lograría esta ley es terminar con la famosa puerta giratoria por la que los barras entran y salen cuando son detenidos. Porque las penas serían más altas y no contarían con el beneficio de la excarcelación".

"El proyecto de ley prevé penas de 2 a 8 años de prisión y estamos decididos a ponerle punto final a la violencia en fútbol. Tipificar el delito de barrabrava es impostergable para que podamos defender al buen hincha, a la pasión del fútbol, a la familia, a los propios clubes y a los jugadores", concluyó el funcionario.