Check the new version here

Popular channels

El esfuerzo inútil de Isco: Bale volverá a ser titular.

A Isco le queda semana y media para disfrutar del estrellato. A lo sumo, dos semanas. Ése es el periodo de tiempo que se estima que tardará Gareth Bale en regresar a la convocatoria del Real Madrid después de sufrir un problema muscular en el glúteo. Aunque el malagueño está haciendo un gran papel, Carlo Ancelotti ya ha anunciado que Bale será su titular una vez recuperado y, salvo sorpresa, Isco será, otra vez, el sustituido.

Así ha sido durante toda la temporada y así será salvo que el resto de centrocampistas blancos digan lo contrario, es decir, que James, Kroos o Modric sufran algún otro problema o tengan una bajada de rendimiento que haga obligatorio sustituirles y dejar su espacio al de Arroyo de la Miel algo que, por ahora, parece complicado.
Un retorno al banquillo que forma parte del sacrificio de ser jugador del Real Madrid y tener como competencia nada más y nada menos que la BBC. Porque Isco no compite con otros centrocampistas, sino que compite con otros delanteros. Los tres medios antes citados son inamovibles, así que el dilema constante está en la punta de ataque, donde Benzema, Cristiano y Bale son, por ahora, inamovibles. Sucede, además, que de los tres atacantes, dos pueden ejercer funciones de medios, lo que tampoco ayuda a Isco.
Uno, Benzema, porque jamás ha sido un delantero al uso. Le gusta caer a a las bandas y su capacidad para combinarse con los compañeros de la medular le convierte más en un 10 o un 8 que un 9 de toda la vida.
Bale también puede cambiar su rol de extremo para convertirse en un interior. Así sucedió ante el Bayern de Múnich en la vuelta de las semifinales del curso pasado o en la final de la Copa del Rey precisamente ante el Barça, cuando, por momentos, tuvo que retrasar su posición para jugar como un medio más.
La intención de Ancelotti es que el de Cardiff repita actitud cuando se lo pida y mutar el 4-3-3 a un 4-4-2. Esta parte la de convencer a Bale, es la más complicada de todas, porque este curso el '11' merengue, lejos de mostrarse solidario ha recaído en varias ocasiones en vicios del pasado, esto es, apenas bajar, apenas defender. Pese a ello, Ancelotti lo tiene claro: "Cuando vuelva Bale, jugará", dijo 'Carletto' para despejar cualquier duda.
Una cuestión de 'política'
En este debate de quién debería jugar cuenta mucho también la parte 'política' de cualquier técnico en un grande. Isco, aquí también, lo tiene complicado. Sus rivales tiene muchas razones extradeportivas para mantenerse en el once.
El propio Bale es el mejor ejemplo. Resulta complicado meter en el banquillo a un jugador que ha costado 100 millones de euros. Con James encontramos idénticas razones. El colombiano está rindiendo bien, pero es que, además, costó 80 millones. Mandar semejante inversión a la suplencia es también difícil.
¿Y Benzema? El francés está rozando un gran nivel, pero no siempre ha jugado tan bien como ahora. Siendo esto cierto, también es cierto que es uno de los preferidos del presidente y que eso podría pesar en las decisiones de Ancelotti. Factores que no juegan a favor de Isco aunque él, con sus recitales, sigue luchando por un puesto en el once titular del Real Madrid.
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New