Check the new version here

Popular channels

El futuro del boxeo argentino

El futuro del boxeo argentino: ¿qué hay detrás del "Chino" Maidana?

Con el santafesino y "Maravilla" hablando del retiro, más la veteranía de Narváez, asoman seis boxeadores que podrían tomar la posta del pugilismo nacional. Nada garantiza que vayan a alcanzar lo que lograron estos últimos.





Fueron dos años de ensueño, 24 meses que ni el más optimista hubiese imaginado. El boxeo argentino despertó, en septiembre del 2012, de una siesta prolongada que lo tenía anestesiado. La historia es archiconocida: un 15 de aquel mes, en el Thomas and Mack Center de Las Vegas, se reunieron tres mil argentinos para ver a “Maravilla” Martínez recuperando su cinto mediano del CMB ante Julio César Chávez Jr. Y otros varios miles lo vieron en sus casas. Al igual que en tiempos dorados, quienes estuvieron frente a la tevé no necesitaron conocer la disciplina para opinar del desempeño del por entonces nuevo “Golden Boy” criollo.

Luego llegó marzo del 2013 y el quilmeño copó un estadio de fútbol para ofrecer una actuación descolorida ante Martin Murray. Más tarde fue el turno del “Chino” Maidana, pero por dos: en mayo y durante el último sábado, cuando se las vio de nuevo contra Floyd Mayweather, el indiscutido número. Los boxeadores argentinos volvieron a ocupar la portada de los diarios y los amantes del boxeo lo disfrutaron como pocas veces, pero ¿hasta cuándo persistirá esta primavera?

Anunciarse como boxeador argentino todavía abre puertas en los principales mercados boxísticos. Con Omar Narváez (39), Sergio “Maravilla” Martínez (39) y Marcos Maidana (31) cerca del retiro, asoman nombres de peso que aún son una incógnita de cara al futuro. Hay seis destacados que están a un gran triunfo de la cima, pero nada garantiza que vayan a alcanzarlo.

Lucas Matthysse. Ubicado en los primeros tres puestos de tres de las cuatro entidades más importantes del boxeo, el superligero chubutense es quien cuenta con mayores precedentes en el extranjero. Tiene un impresionante récord de 36 peleas ganadas (34 de ellas por nocaut) y tres reveses. De esas derrotas, solo una reflejó lo que ocurrió en el ring: ante Danny García, la misma noche en que Mayweather superó al Canelo Álvarez. Las otras dos, contra Zab Judah y Devon Alexander, fue perjudicado por los jurados. Sin embargo, quien el próximo 27 de septiembre cumplirá 32 años, aún tiene una materia pendiente: brillar en una gran noche contra un gran rival para terminar de afianzarse entre los mejores de todos los pesos. Está 1° en la OMB, 2° en el CMB y 3° en la FIB.

Luis Carlos Abregú. El tucumano radicado en Salta es otro de los boxeadores maduros que ya supieron ganarse un lugar en Estados Unidos. A los 30 años, “el Potro” intenta lograr una oportunidad titular. Con 36 triunfos (26 por la vía rápida) y una derrota, le toca padecer la marginación de los promotores de turno: estuvo “ahí” de pelear con Manny Pacquiao, pero el filipino le dijo “no”; antes, Brandon Ríos iba a vérselas contra él, pero finalmente se decidió por el argentino Diego Cháves. La única pelea que perdió, fue en 2010 contra Timothy Bradley, en una digna actuación del pegador norteño. Está 2° en el CMB, 8° en la FIB y 5° en la OMB, todas en peso welter.

Jesús Cuellar. El cambio radical en su carrera lo hizo el año pasado, cuando comenzó a entrenarse en Oxnard (California) junto con el equipo del “Chino” Maidana. Allí se coronó campeón mundial interino pluma de la AMB –título que aún conserva- y tuvo dos convincentes victorias en Las Vegas durante el 2014. Con 25 victorias (19 antes del límite) y una caída, está próximo a cumplir 28 años (el 28 de diciembre) y en Estados Unidos ya dio el primer paso: ganó, noqueó y, el jueves pasado, sumó un gran nombre como el del boricua Juan Manuel López. Dueño de un boxeo pulido que le dio su paso por la selección nacional, varió su estilo y hoy es un boxeador de corte netamente ofensivo. Su derrota por nocaut técnico en 2011 contra el colombiano Oscar Escandón parece haber quedado atrás y explicarse de una sola forma: intentó bajar al peso supergallo y llegó muy debilitado. Su desafío será mantenerse como campeón y superar a los mejores en su “nueva tierra”, Estados Unidos.

Diego Cháves. Viajó de la liga “C” a la “A” sin escalas y lo padeció. Se coronó campeón mundial interino welter de la AMB en José León Suárez contra el marroquí Ismael El Massoudi, quien a los 34 años había logrado el cinto 12 meses atrás por lesión de su rival, el francés Souleymane M'baye. Luego lo defendió ante el probador José Miranda, un panameño que llegó al Luna Park con un récord de 12 combates ganados, 11 perdidos y tres empates. Y en julio del año pasado, le tocó bailar con la menos simpática: se las vio contra el estadounidense Keith Thurman, una de las principales figuras de los 66,678 kg. que lo noqueó en el décimo round en Texas. Su otra gran prueba fue en agosto en Las Vegas, contra el californiano Brandon Ríos, cuando fue injustamente descalificado en el noveno capítulo. “La Joya” tiene 28 años y un récord de 23 triunfos (19 antes del plazo estipulado) y dos caídas. Está 7° en la AMB y 10° en la FIB. Aún no brilló en los grandes escenarios.

Brian Castaño. Lo apodan “Sugar Rey” y es el mayor proyecto del boxeo argentino. Tiene la sapiencia del pugilismo olímpico y, al menos en lo que va de su escasa trayectoria, mostró el corazón que demandan las piñas pagas. Con 25 años, noqueó en seis de sus siete combates rentados. Se espera que continúe su carrera en Estados Unidos, donde aseguran que tiene un contrato firmado con la empresa Top Rank, firma dueña de los derechos de, entre otros, Manny Pacquiao.

Juan Carlos Reveco. "El Cotón" es un sólido campeón mundial que, con 31 años, perdió un solo combate: cuando aún no había madurado, en 2007, en Francia contra el local Brahim Asloum. Reina en el peso mosca y ya fue titular de la categoría inmediatamente inferior, la minimosca. Supo ganar en Argentina, en Japón y en México. El mendocino no goza de la fama ni del dinero que tienen boxeadores de categorías más altas. Su récord está compuesto por 34 combates ganados, con 18 por la vía del sueño, y uno perdido.


Un escalón más abajo. Detrás aparecen Fernando Saucedo, Javier Maciel, Ezequiel Maderna, Miguel Barrionuevo y el marginado César Cuenca (33 años), quien está 1° en la FIB -y 4° en la OMB- pero, por no tener un boxeo agresivo (ostenta 2 nocauts en 47 triunfos), jamás pudo disputar el título mundial. Entre los jóvenes, asoman como promesas Fabián Maidana, Adrián Verón y Alan Castaño. Y, por último, el cordobés Alberto Melián y Yamil Peralta, quienes se clasificaron a Londres 2012 y participarán de la nueva Liga de Boxeo Porfesional (APB) de la AIBA.
0No comments yet