Check the new version here

Popular channels

"El grupo es más importante que cualquier individuo"


Orion plantea una salida colectiva a la ausencia de Riquelme. Y no baja la exigencia: quiere un título.


-¿Cuántas notas diste ya?
-Van cuatro o cinco.
-¿Y en cuántas te preguntaron sobre la salida de Riquelme?
-¡En seis!
-¿Y? ¿Sorprendido? Agustín Orion se acomoda en un rincón del local de Adidas en Abasto, el más grande de Latinoamérica de una marca que lo tiene como uno de sus símbolos. Y el arquero de Boca no puede evitar que le pregunten sobre una situación que es trending topic en el club, aunque, como si estuviera en pleno partido, el 1 responde sacándola al córner: “Es un tema delicado para opinar sin saber los pormenores. No quiero ser partícipe, salvo desde el respeto. Sí digo que si no es el más grande jugador en la historia, es uno de los más grandes, por lo que significa para la gente y para Boca”. Nunca, en los 20 minutos de charla con Olé , la contrafigura que JR tuvo en el vestuario en el último tiempo se referirá de mala manera al capitán que se marchó a Argentinos. ¿Alguien esperaba lo contrario? Sin embargo, como si aún tuviera el chip mundialista puesto, quien es uno de lo 23 subcampeones se encargará de remarcar el concepto que se hizo carne en Brasil, de la mano de Sabella: conjugar el ’nosotros’ antes que el ‘yo’. Una forma de moda de entender el fútbol que no todos comparten...
-¿Se lo puede reemplazar?
-No sé si la palabra es reemplazar. Tampoco tenemos que buscar reemplazarlo. Más que reemplazar cualquier nombre o cualquier historia de cualquier jugador, voy por el lado de lo que es el grupo y lo que es este club, que a Boca la vaya bien y gane torneos.
-Pero Riquelme era un líder en la cancha y en el vestuario. ¿Quién puede cubrir ese liderazgo?
-En todo ámbito de trabajo hay cabezas de grupo. En nuestro caso, es Carlos (Bianchi), el técnico. El plantel es un subgrupo en el que el rol de cada jugador lo va marcando el mismo grupo. Tener semejante figura, que para muchos es el jugador más grande de toda la historia, hace que los demás estemos atrás. Así y todo, creo que el grupo es más importante que cualquier individuo. El nosotros por arriba del yo tiene que estar siempre. Es un deporte grupal y se necesita de todos.
-¿Y vos qué rol cumplís?
-Soy uno de los más grandes (33 años), con mucha experiencia en competiciones, y trato de ayudar desde el lugar que me toca. Siempre con un objetivo común: que Boca gane, no hay otra. Nunca podés anteponer un objetivo individual. Nos debemos al club. Cada uno en su rol: el mío es atajar y tratar que me hagan los menos goles posibles.
-Fuiste el primer capitán de Bianchi antes de que regresara Román y el primero después de que se vaya. ¿Y ahora?
-No sé a quién le tocará. Nunca me ha importado ni le he dado relevancia. No me detengo a pensarlo. Una cinta significa para la gente, o para lo que puede representar en la historia ser el capitán de Boca. Pero este es un grupo que tiene que tener los objetivos claros, tanto las pautas de convivencia como el manejarse con el otro. Una cinta no me va a variar a mí ni tendría que variar a ninguno de este plantel.
-¿Cambia jugar con enganche a hacerlo 4-4-2?
-Las características de los jugadores son las que marcan cómo cada técnico quiere hacer jugar al equipo y superar al rival.
-Pero el amistoso ante Nacional no te gustó.
-Fue un poco prematuro. Fernando (Gago) y yo habíamos tenidos apenas dos prácticas con los chicos. No hicimos el partido que queríamos pero soy consciente que el grupo está saliendo de una pretemporada dura y siempre es bueno sumar 90 minutos contra un rival internacional. Con las horas de trabajo y los minutos de fútbol, y conocer a los nuevos, Boca va a mejorar y ser protagonista de todo.
- ¿Y se va a mejorar ante Huracán? Pasó una semana, y no hay margen.
-Cuando son competencias de eliminación directa, que perdés y te vas a casa, aspirás a superar al rival: tener mayor volumen de juego, defender mejor, atacar mejor y superarlo en goles. Sin confiarse, porque Huracán es un histórico de Primera que está en la B por circunstancias. No creo que haya tantas diferencias entre uno y otro. Pero poder ganar para pasar, no nos queda otra a nosotros. Y con las semanas aspiramos a que Boca juegue mucho mejor de lo que lo viene haciendo.
-¿Qué cosas de la experiencia del Mundial son transferibles a Boca?
-Lo que te decía: el grupo por encima de cualquier individualidad. Eramos 23 con un objetivo común y formas bien claras, el grupo por arriba de lo individual. Aceptar dejar los egos de lado y el rol que te toca. Dar siempre sin esperar recibir. El éxito grupal va a ser siempre el éxito individual.
-¿Cómo es tu ego?
-No, yo tengo poco ego. No necesito que me digan al oído lo que quiero escuchar. Yo sé cuando hice las cosas bien y cuando mal. Sí digo que el trabajo, el entrenamiento y la dedicación no se negocian.
-Pero en Boca no sirve ser subcampeón. Y en la Selección se valoró ser 2º.
-Sí, es verdad. Igual hay una diferencia abismal entre ser campeón del mundo y subcampeón. Pero también se valora por cómo se trabajó para llegar al resultado. Es más eso que el resultado deportivo en sí.
-Pero en Boca ser 2º...
-Y... No se llegan a los objetivos planteados. Obligados a ganar están todos los equipos. Pero en Boca te dan todo, vienen los mejores jugadores, tenemos las condiciones dadas para, en comparación con otros, pelear y ganar torneos y no veo el por qué no se puede. Es muy difícil convivir acá con el no llegar a los objetivos planteados. Hoy el primer objetivo es entrar a la Libertadores 2015. El club no se puede dar el lujo de no participar. La ha ganado muchas veces, siempre fue protagonista, la gente quiere eso.
-Dos de las tres chances, torneo y Copa Argentina, son saliendo campeón. Y ser el argentino más lejos en la Sudamericana.
-Una cosa va con la otra. Ganar, mejorar, y lograr los objetivos. Es trabajo y coherencia... Mirá, yo nunca me puse a pensar ‘voy a jugar en Boca’. Yo quería jugar al fútbol, y pude llegar a Boca, que es lo máximo a lo que puede aspirar un jugador en Argentina, el equipo más grande y de los más populares del mundo. Llegué y quería ganar cosas y ganar cosas. Uno perdura en el tiempo ganando cosas. Estoy empezando mi cuarto año y sigo buscando eso, la gloria. Ser el mejor en lo tuyo no tiene comparación a nada.


0
0
0
0
0No comments yet