Canales populares

El mayor engaño de la Premier League

ALI DIA, el mayor engaño jamás visto en la Premier League


Un senegalés debutaba en 1996 con el Southampton gracias a una de las farsas más sonrojantes en la historia de la liga inglesa. Su actuación fue tan nefasta, que no volvió a aparecer




Cristiano Ronaldo ganaba el pasado mes de enero su segundo Balón de Oro con el Real Madrid, un trofeo que ya había levantado en su etapa como delantero del Manchester United. Como el atacante portugués, grandes estrellas del fútbol mundial han pisado la liga inglesa, competición que en 1996 vivía uno de sus mayores sonrojos por el paupérrimo nivel de uno de sus fichajes. Aquel año, un jugador, aunque los seguidores del Southampton se siguen negando a calificarle como tal, se estrenaba con el primer equipo en un duelo ante el rocoso Leeds. Su calamitosa actuación todavía aún es recordada por los aficionados más veteranos, que casi 20 años después siguen hablando entre bromas del partido del debut de Ali Dia, el gran engaño de la Premier. Después de aquella tarde, desapareció y no volvió a jugar más.

A Ali Dia ( 20 de agosto de 1965), un senegalés que entonces ya había cumplido la treintena, la oportunidad de debutar en la Premier le llegaba tarde y gracias a una farsa con la que engañaba aGraeme Souness. El mítico mediocampista que levantara tres Copas de Europa con el Liverpool ocupaba el banquillo del Southampon en la temporada 1995-96, equipo en el que daría la alternativa a un farsante. «Corría por la cancha como Bambi sobre hielo; fue muy vergonzoso verlo», explicaba años después el genial Matt Le Tissier, uno de los mejores futbolistas en el historia del equipo rojiblancos que aquella bochornosa tarde compartía vestuario con él.

Sucesión de lesiones


Iniciada ya la campaña, el técnico se encontraba con un inesperado problema: la falta de delanteros. Las sucesivas lesiones en su plantilla le obligaban a comenzar la búsqueda de un ariete sin contrato porque el mercado oficial de fichajes ya se había cerrado. Apareció en nombre de Ali Dia. El entrenador jamás pudo imaginar el bochorno que le tocaría vivir unos días más tarde tras encontrar al candidato ideal.
Ali Dia, el mayor engaño jamás visto en la Premier League



Graeme Souness

Todo se puso en contra de Souness. Desesperado porque no aparecía un sustituto de garantías para incorporar a su plantilla, encontraba la solución al problema gracias a una inesperada llamada de un goleador que levantaba pasiones en Italia. El liberiano George Weah, entonces en las filas del Milán, telefoneaba al técnico para recomendarle el fichaje de Ali Dia, un primo suyo que se había quedado sin contrato en el PSG. Un futbolista tan desconocido para el entrenador del Southampon como para los aficionados de su equipo. Pero el partido ante el Leeds se acercaba y necesitaba cerrar un refuerzo.

Las cosas no eran, sin embargo, como él pensaba. Y es que ni su interlocutor era el verdadero George Weah ni Ali Dia era futbolista, al menos con el nivel necesario para disputar la Premier. Su experiencia se militaba a conjuntos amateurs de Francia, Finlandia, Alemania e Inglaterra. Souness pudo haberse dado cuenta del engaño si se hubiera disputado el amistoso que organizaba entre los suplentes de su equipo y del Arsenal. Volvía a tener mala suerte y el duelo se suspendía debido a las malas condiciones climatológicas. En los pocos entrenamientos en los que dirigía a la supuesta estrella senegalesa no detectaba el engaño. El delantero rehuía el balón y apenas tenía contacto con la pelota en esas sesiones. El engaño seguía adelante.

El debut ante el Leeds


El día de la «tragedia» para Souness y el Southampton tenía lugar el 23 de noviembre de 1996. La afición del Leeds y los seguidores rojiblancos que viajaron para ver a su equipo en Elland Road fueron testigos de uno de los estrenos más surrealistas en la historia del fútbol. Ali Dia jugaba por primera vez y última vez en la Premier. El nuevo, la fortuna volvía a jugar una mala pasada al técnico, que dejaba de inicio al jugador en el banquillo. La lesión de Le Tissier, el mejor futbolista de los «Saints», propiciaba el prematuro debut del senegalés. Del día a la noche. La clase magistral del centrocampista en cada una de sus acciones daba paso al inicio del esperpento.
Ali Dia, el mayor engaño jamás visto en la Premier League




Le Tissier

El 33 fue el número de la suerte para Ali Dia, que en ese minuto veía cumplido el sueño de debutar en la Premier. Y lo hacía precisamente con ese dígito estampado en la parte trasera de una camiseta que no volvería a defender más. En el césped de Elland Roan, ante casi 40.000 espectadores, la farsa saltaba por los aires. Torpe en cada uno de sus movimientos, carreras sin sentido, ritmo desacompasado... Todo le delataba. Aun así, pudo vivir su momento de gloria porque tuvo una clara ocasión que, evidentemente, desperdiciaba.

Souness y el resto de los integrantes del banquillo del Southampton no dejaban de frotarse los ojos. No era un mal sueño, era una pesadilla. El técnico no aguantaba el sufrimiento hasta el final y, 43 minutos de pisar el césped, Ali Dia era reemplazado entre el murmullo de la grada. Ken Monkou, su sustituto, entraba con cara de circunstancias en el césped.

Después de aquel esperpéntico debut no volvió a saberse más del que ha sido considerado por muchos como «el peor jugador de la historia». Dia no apareció en el entrenamiento programado para el día siguiente argumentando una lesión. Desde entonces, nadie más lo volvió a ver por las instalaciones del Southampton.
0
0
0
0No hay comentarios