Canales populares

El mejor del mundo le dio a su equipo el paso a semifinales



Argentinos y Estudiantes de Buenos Aires se disputaron el boleto a la semifinal de la Copa Argentina en el Tomás Adolfo Ducó. Con la presencia estelar de Juan Román Riquelme, y el emotivo saludo de los entrenadores en la previa, los de La Paternal intentaron borrar las esperanzas de la entidad de Caseros.

Sin embargo, antes de que se cumpla el primer minuto de juego, Sergio Sosa sorprendió al "Bicho" con un cabezazo que concluyó en el fondo de la red. Sólo por la polémica decisión de la terna arbitral, comandada por Nicolás Lamolina, el encuentro se mantuvo igualado, dado que un supuesto offside le salvó la vida a los porteños. No conforme con el fallo, en el siguiente movimiento, el propio delantero se deshizo de Matías Caruzzo y buscó el gol con un tiro rasante. En este caso, el que salvó al equipo de Claudio Borghi fue Luis Ojeda.

La respuesta del conjunto del "bichi" llegó a través de su mejor hombre. El máximo ídolo de Boca se sacó de encima a dos hombres y profundizó con una de sus habituales asistencias a Juan Ramírez. El atacante eludió al último defensor, pero no consiguió definir por culpa de la rápida salida de Martín Ríos y la notable recuperación de Gustavo Benitez. En el primer cuarto de hora el espectáculo se merecía, al menos, una conquista.

Por lo tanto, sobre la media hora, una extraordinaria maniobra de Luciano Nieto fue suficiente para quebrar el invicto. El "10" se adueñó de una pelota en la mitad de la cancha y encaró con enorme destreza hacia el arco de Ojeda. Tras dejar en el camino a Nicolás Batista y Ezequiel Garré, extendió la acción hacia Henry Rui, quien envió un punzante buscapié, que fue capitalizado por Sergio Sosa. El 1 a 0 a favor del elenco de Fabián Anselmo significó una nueva página dorada en la heroica hazaña del "Pincha".



0No hay comentarios