Check the new version here

Popular channels

El mejor zaguero del mundo.

"¿Cuánto? ¿20 millones? ¿Godín? Se habrán equivocado". La expresión de sorpresa del técnico argentino Diego Simeone fue elocuente. El argentino se sorprendió tiempo atrás cuando le dijeron que Manchester United se había interesado en el concurso del pilar de su defensa.

Claro que el Cholo no se quedó con los brazos cruzados y puso en marcha el operativo. Habló con los dirigentes de Atlético Madrid y les dijo que de ninguna manera podían perder a Godín.

El argentino, que bien sabe lo que vale tener en cancha al uruguayo, ejerció presión para que se le renovara el contrato al capitán de la celeste. Y Godín se quedó en Madrid,. donde es ídolo.

Los uruguayos no son adeptos a regalar elogios y mucho menos a decir que tienen en su plantel al mejor jugador del mundo. De pronto por ser cultores del perfil bajo les cuesta tomar real dimensión de los jugadores que ven cada tanto con la camiseta de su selección. Y como el mercado es invadido por las grandes figuras del fútbol internacional, Godín queda "escondido" y no es reconocido en su medida.

El capitán de Uruguay fue formado y es cultor de la vieja escuela. Hombre serio, de pocas palabras. A la hora de vestir es formal. No utiliza ropa extravagante. Tampoco apela a los cortes de pelo de moda y no utiliza caravana. Todo esto puede ser jugar para no ser figura codiciada de los estudiosos del marketing.

En consecuencia, rinde poco a los efectos de los tiempos que se viven, donde todo es farándula y redes sociales. Bajo estas perspectivas Godín parece quedar tapado y sin la dimensión que debería tener por su rendimiento, todo lo que lleva a preguntarse si Uruguay tiene en su capitán al mejor zaguero del mundo.

Godín responde en la cancha y ahí se gana el reconocimiento.

La maduración de Godín en los últimos tiempos ha sido evidente. No necesita elevar la voz más allá de los justo. Tiene carácter e impone presencia.

En los aspectos referidos al juego es seguro. Generalmente domina en el mano a mano. Es rápido y tiene el tiempo justo para anticipar. El juego por elevación es uno de sus fuertes.

Durante la copa América, un influyente periodista chileno dijo que Godín es "el mejor cabeceador del mundo".

Pero no es todo. Repasar la estadística de Godín impacta. Juega los 90 minutos de absolutamente todos los partidos de todos los campeonatos. No se lesiona nunca.

¿Es el mejor en su puesto? ¿Vale más de 20 millones de euros? A juzgar por su entrenador no hay precio que lo pague.
0
0
0
0No comments yet