Canales populares

EL Nápoli del Pipa la pecheo y quedo fuera de la Champions













En una ráfaga el Bilbao se lo dio vuelta al Napoli y lo dejó afuera de la Champions. Tras el gol tempranero de Hamsik, Aduriz convirtió por duplicado tras groseros errores de la defensa e Ibai definió el partido. El Pipita tuvo una pero no la pudo embocar.

A pesar de haber pegado primero en el marcador, Napoli no pudo sostener la ventaja y el Bilbao en una ráfaga de goles y errores defensivos de los italianos sentenció el 3-1 final y logró la clasificación a la fase de grupos de la Champions. El Pipita Higuaín tuvo una en el primer tiempo pero su tiro salió al lado del palo. Ahora el equipo napolitano deberá enfocarse en la Liga y en la Europa League, torneo que jugará tras esta eliminación.

El desarrollo del partido se asemejó a lo que muchos podían presagiar, con un Bilbao dominando el balón y un Napoli esperando agazapado una contra y para poder aprovechar alguna de las chances que se le iba a presentar. En el primer tiempo, el Athletic tuvo un amplio control territorial y de balón pero no lo pudo plasmar en el resultado. Gonzalo Higuaín probó desde afuera pero su tiro salió al lado del palo. El local jugaba con la tranquilidad que el empate en cero lo metía en la Champions (la ida fue 1-1 en Italia) y es por ello que el equipo del Pipita estaba obligado a convertir.

Después de una opaca primera etapa, el complemento empezó de la mejor manera y el Napoli se encontró con la ventaja casi desde el vestuario. Tras un rechazo de la defensa, Maerk Hamsik recibió el balón y se acomodó para darle de zurda desde afuera y la metió al lado del palo de Iraizoz que poco pudo hacer ante el sutil disparo. Sin embargo, el gol de la visita no cambió el desarrollo del juego y el Bilbao siguió con su repertorio que a la larga le iba a dar sus frutos. De tanto ir e ir, el local encontró el empate a los 15´ en un córner casi perfecto, donde Aritz Audriz recibió en soledad y definió al palo más cercano de Rafael. Pero los errores defensivos del equipo italiano se siguieron repitiendo.

A los 23´ Rafael y uno de los defensores del Napoli no se entendieron tras un pase de mitad de cancha y dejaron solo a Aduriz para que la empuje y diera vuelta el partido. Esa ráfaga fue letal para los italianos que nunca pudieron recuperarse de ese golpe. El toque de gracia fue a los 28´con el gol de Ibai Gómez, quien pudo gritar tras otra desatención de la última línea de la visita. Así se definió el partido con un equipo que nunca bajó los brazos y otro que no pudo sostener lo poco que había construido.
0No hay comentarios