Check the new version here

Popular channels

El poderoso Estudiantes aniquila a la descuidada Boca

Boca no tiene paz: Estudiantes golpea de entrada



En el medio del caos organizativo del fútbol argentino, entre sus enojos y sus certezas, Carlos Bianchi imaginó una formación. El Virrey , preocupado por el comienzo del torneo que tuvieron sus jugadores, apuntó directo al corazón de la defensa. Por eso, mientras digería las idas y vueltas entre las suspensiones o no de los partidos, en su mente había una intención clara para tocar la última línea de su equipo después de la catarata de problemas que sufrió Boca ante Rafaela, el último fin de semana.

Cambiar para que algo cambie es el nuevo lema de Bianchi frente a Estudiantes de La Plata. La primera acción del entrenador ocurrió el lunes cuando incluyó a Mariano Echeverría en la lista de concentrados de cara al partido con los “pinchas”. El ex Chacarita, Tigre y Arsenal será titular en lugar de Lisandro Magallán y formará la dupla de centrales junto a Daniel Díaz. Así debutará en el primer equipo, ya que solamente jugó dos encuentros en Reserva y marcó un tanto de cabeza. Bianchi decidió que el juego por arriba de Echeverría es para considerar.

Para el Virrey , los problemas defensivos no terminan solamente en la dupla central. Por eso, durante los últimos dos días consideró seriamente la alternativa de meter mano en los dos laterales. En la cabeza de Bianchi, Leandro Marín se ganó un lugar en el lateral derecho, por su perseverancia y por las flojísimas actuaciones de Hernán Grana. En la izquierda, como Emanuel Insua todavía no se recuperó de un desgarro, Nahuel Zárate continuará como titular. Aunque, el entrenador dudó en incluir a Nicolás Colazo, en una posición improvisada.

En el local, la historia se armó de apuro. Y es que hasta pasadas las 21, sus jugadores no habían sido notificados para concentrarse debido a que la dirigencia no tenía la certeza para disputar el encuentro. De todos modos, Mauricio Pellegrino modificaría el equipo que perdió ante Lanús. Tiene dos dudas: Auzqui o el uruguayo Diego Vera y Román Martínez o Prediger. El entrenador expresó su enojo debido a la cantidad de cambios que sufrió la programación del encuentro. Puertas adentro, el técnico se molestó debido a que varios de sus futbolistas que viven en la Ciudad de Buenos Aires recién pudieron arribar a la concentración del equipo cerca de la medianoche.

Más allá de los problemas organizativos, hoy Bianchi volverá a jugarse una ficha importante en la ruleta de su futuro. El de La Plata será el primero de los famosos “dos partidos de plazo” que los dirigentes sostienen por lo bajo que le dieron al entrenador. Mientras, el Virrey quiere que de una vez por todas el equipo muestre lo que él espera. Y lo que aguardan los hinchas. Si de obstáculos se trata, el Estudiantes de Pellegrino puede ser un rival de peligro, que marque la resurrección o que empiece a encaminar al equipo hacia el principio del fin. Todo eso está en la bola que gira por los números de las apuestas sobre Bianchi. ¿Dónde caerá el pleno de Boca? Esa es la cuestión.
0
0
0
0No comments yet