Check the new version here

Popular channels

El próximo campeón europeo arruinó el reestreno de España


-



Un gol de Remy derrota a la nueva selección de Del Bosque en París (1-0), que dejó buenos detalles pero fue irregular




En busca de su nueva identidad, España se está obligando a definirse entre derrotas. El equipo de Del Bosque perdió con Francia por primera vez en ocho años (1-0) en un partido amistoso que deja algunas buenas conclusiones para la selección, pero también otra derrota a un equipo que se había olvidado de lo que se sentía al perder. En París, España empezó a escribir una página que aspira a cerrar en el mismo lugar –allí terminará la Euro 2016– y que es la más difícil porque va justo después de la más brillante de siempre. [Así hemos contado el Francia-España en directo]

España salió con la camiseta roja, pero con las medias blancas y los pantalones rojos, una imagen tan difícil de identificar a la selección que se vio reflejada en su juego. El equipo nacional se encontró sin balón en el inicio, con Francia empujándola hacia su área, y obligada a amenazar casi en exclusiva con los balones hacia un desafortunado Diego Costa. Los locales dispusieron de varias ocasiones en los primeros quince minutos, entre las carreras de Sissoko por la derecha, las maniobras de Valbuena, los bailes de Benzema y el poderío de Pogba.

Pero el rojo de la camiseta pesa tanto que poco a poco fue atrayendo el balón hacia España, como si se sintiera más cómodo entre los pies de la todavía campeona de Europa. Y una vez ahí, superados los minutos de desconcierto, un omnipresente Cesc Fábregas empezó a enganchar la pelota y a conectarla con sus compañeros.

El centrocampista del Chelsea empezó más adelantado pero acabó quitándole balones a Busquets para dirigir los ataques de España. Tuvo que irse hasta Londres para librarse de una sombra de Xavi Hernández que tampoco le castiga ya con la camiseta nacional, y, pleno de confianza, echó atrás a Francia mientras encontraba socios en el campo español: Carvajal en la derecha, Cazorla por el centro y Diego Costa en la punta, nueva pareja de hecho del fútbol europeo.

Fábregas también se movía hacia adelante –estarse quieto nunca ha sido lo suyo– para darle chispa a España en el área francesa, el debe de la selección en este tramo de partido. Con Costa luchando con un buen Varane y Sakho, las apariciones de Carvajal, bien en todas las facetas del juego, fueron las que más peligro dieron al juego de la selección. Aun así, pese a dominar claramente durante más de 25 minutos, Francia se fue al descanso con más ocasiones generadas que España.

La reanudación fue para Francia
Con solo un cambio (Iturraspe por Busquets) el intermedio no le sentó bien al equipo de Del Bosque, sacudido por Francia en la reanudación. Los locales hasta metieron gol en un envío rápido de Sissoko, un cuchillo hoy en la derecha, que Benzema metió con clase en el arco que hoy defendía un seguro De Gea, pero el juez de línea vio un fuera de juego que las cámaras de televisión desmintieron.

Siguió sumergida España, que mostró una buena noticia en la defensa de su área en esos minutos, hasta que entraron Silva y Pedro al campo. Se formó una línea de mediapuntos líquida con los canarios y Cazorla, y durante unos minutos España recordó a la España más inspirada de la estrella. Y en ese momento llegó el gol francés.

Justo después de que Cazorla quedara tendido por un golpe en la cabeza, la jugada continuó de tal manera que Benzema, Sissoko y Valbuena se asociaron para dejar al último solo. Este, recién llegado a Moscú desde la condición de ídolo de la que gozaba en Marsella, asistió con frialdad a Remy, nuevo compañero de Fábregas y Costa, que limpió la escuadra de De Gea con la zurda.

Tan acostumbrada a no perder nunca, España sufrió el golpe del gol de Remy y pareció hasta noqueada. Entonces Del Bosque introdujo a Isco, quizá el gran ausente de la Copa del Mundo, que empezó a agitar el ataque español y generó hasta dos ocasiones claras, una para Silva y otra para el debutante Alcácer. Algo después, el canario se la devolvió y Debuchy rebañó el balón al madridista cuando ya iba a encañonar.

Con los detalles de artista de Isco y Silva concluyó el reestreno de la selección, infeliz pero no traumático. El lunes, obligada a ganar a la débil Macedonia pero en un entorno menos hostil, España seguirá dibujando las líneas de su futuro.

Ficha del partido:
1 - Francia: Lloris; Debuchy, Varane, Sakho, Évra (Digne, m.69); Sissoko (Schneiderlin, m.79), Pogba, Matuidi (Cabaye, m.69); Valbuena (Cabella, m.75), Benzema, Griezmann (Rémy, m.58)
0 - España: De Gea; Carvajal, San José, Ramos, Azpilicueta; Fabregas (Pedro, m.69), Busquets (Iturraspe, m.46), Koke; Cazorla (Isco, m.78), Diego Costa (Alcácer, m.69), Raúl García (David Silva, m.58)
Goles: 1-0, m.73: Rémy
Árbitro: Alain Bieri (SUI)
Incidencias: Encuentro amistoso disputado en el Estadio de Francia de Saint-Denis ante unos 80.000 espectadores. Antes del partido se rindió homenaje a los vencedores de la Eurocopa de 1984, en la que derrotaron en la final a España, muchos de los cuales estuvieron en el campo.
0
0
0
0
0No comments yet