Canales populares

El retiro de Manu





Ginóbili aseguró que no se imaginaba dentro en las canchas a los 38 años. El escolta pensó en seguir el mismo camino que muchos grandes jugadores europeos, retirándose a los 33-34 años. Además, habló de su rol y los movimientos realizados por los Spurs durante este mercado.

Cuando se veía más fuera que adentro, Manu Gínóbili volvió a dar muestras de lo que significa jugar al básquetbol para su vida. El escolta destacó que su mujer fue muy importante al momento de tomar la decisión de seguir en la NBA.

"Many (Oroño) me dijo desde el primer minuto que me apoyaría. Si quería seguir jugando, ellos estarían en la cancha. Para mí fue muy importante", aseguró. Además, distinguió que no fue la única persona con la que dialogó, ya que destacó: "Antes de venir a Argentina, Tim (Duncan) me dijo que quería seguir un año más, porque estábamos en una situación similar. Con Tony no hablé tanto porque él es más joven".

Además, Manu expresó que no esperaba tener este presente dentro de la Liga, dado que los antecedentes no eran tan optimistas. "No había chances de imaginarme tanto tiempo (en la NBA). Los que veníamos de Europa llegamos con 25 años, salvo el Chapu (Andrés Nocioni) que lo hizo con 30. No pensaba en jugar hasta los 38, porque los mejores europeos se retiraban a los 33 o 34. Cuando estás en un lugar como este, tenés en cuenta distintos métodos de alimentación, descanso, manejo de energías, que te hacen llegar más lejos", afirmó.

Respecto a los movimientos de la franquicia, el escolta se mostró optimista al asegurar que "es impresionante lo que pasó. Aldridge era el jugador que buscaba, al menos, la mitad de la Liga. Es un halago que nos elija, porque no somos la ciudad más sexy en lo que es el movimiento en torno al jugador, pero él siempre dejó en claro que quería jugar acá. Es distinto a lo de (David) West, que dejó de lado una fortuna (NdeR: no ejerció una opción de 12.6 millones para seguir en los Pacers y firmó por cerca de 1.5 millones con los Spurs) para venir a buscar un anillo, por lo que es una gran responsabilidad".

En lo que respecta a las renovaciones, Manu tienen en claro que el equipo siempre prefirió mantener la base. "No esperaba la renovación de Danny Green, porque veía el rumbo que tomarían los nuevos contratos. Lo de Kawhi fue distinto, sabíamos que le iban a dar lo que quería, porque es el futuro de la franquicia. Creo que al que más voy a extrañar es a Tiago.", manifestó.

Sobre su rol dentro del plantel, el bahiense no cree que varíe demasiado de lo que fue la temporada 2014/2015. "Calculo que jugaré 23 o 24 minutos, pero tenemos que graduar el tema de los cuatro partidos en cinco días. Ahí nos sentaremos con el jefe (Gregg Popovich) y veremos qué hace. Tengo suerte de estar en un equipo con este monstruo como entrenador", expresó.

Por último, Manu estacó la importancia del DT y sus hijos luego de la final perdida en 2013. "Con Pop tuvimos una importante diferencia después de esa serie, pero él fue el más importante para que volvamos a luchar en 2014; fue un toro, una máquina. Sin embargo, para digerir mi derrota, no fue el que más me ayudó. Mis hijos me habían enseñado a ser mucho más tranquilo, pero ese año llegó el palazo de nocaut. En ese momento pensé si realmente estaba en condiciones de seguir y volví a mejorar de a poco. Eran muy bebotes, pero me ayudaron mucho", deslizó.


EL TITULO DE LA FUENTE ES ASI Y TENGO QUE RESPETARLO






0No hay comentarios