Canales populares

El "sucio" trasfondo de los fichajes en el Real Madrid

Extrañas coincidencias explican la relación entre los fichajes de este club deportivo y los negocios de Florentino Pérez, empresario cercano al presidente Enrique Peña Nieto. La reforma energética aprobada en México le abrió las puertas a dos de las marcas más poderosas de España presididas por Pérez: El Real Madrid y el grupo constructor ACS.

Los escándalos del empresario Florentino Pérez estallaron recientemente tras vincular su amistad con el Presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, lo que indica que utiliza el equipo de fútbol que preside -El Real Madrid- para conseguir favores gubernamentales y ganar licitaciones.

Pérez contrató al delantero colombiano James Rodríguez un mes después de conseguir un megaproyecto en Colombia, y anunció la incorporación de Javier Chicharito Hernández dos semanas después de conseguir un proyecto en México que ronda los 7 mil 800 millones de pesos (575 millones 064 mil 320 dólares).

Florentino Pérez preside desde 2009 el multimillonario club por segunda ocasión. También encabeza el Grupo ACS, un consorcio de la construcción y servicios que aglutina media docena de compañías, con presencia en 62 países y 200 mil trabajadores. Factura 105 millones de euros (mil 900 millones de pesos) diarios, como se jacta en las pocas entrevistas que ofrece.


En mayo, la revista Forbes dio a conocer su ranking de empresas deportivas y, por segundo año, el Real Madrid es la más valiosa. El club vale 3 mil 440 millones de dólares (casi 45 mil millones de pesos), con ingresos anuales por 675 millones de dólares y beneficios que suman 172 millones.

En los últimos partidos en España han aparecido mantas en el estadio Santiago Bernabéu con frases alusivas: “Las manos de ACS, fuera del Madrid” en relación a las sospechas de los negocios del dirigente.

Petróleos Mexicanos (Pemex) y el Real Madrid

Las críticas surgieron a raíz de que una filial del grupo ACS se adjudicó un proyecto en México que contempla la construcción y puesta en marcha de cuatro plantas de tratamiento de aguas, además de la modernización de cinco plantas hidrodesulfuradoras de diésel a cambio de 432 millones de euros (unos 7 mil 800 millones de pesos).

Este contrato con Petróleos Mexicanos (Pemex), en el que trabajaba la empresa del presidente madridista desde hace algunos meses, se cerró, llamativamente, dos semanas después de que el club merengue fichara a Javier Chicharito Hernández.

Colombia y el Real Madrid

En junio pasado una empresa del Grupo ACS consiguió un contrato en Colombia para construir y explotar durante 25 años la autopista Conexión Pacífico, un proyecto de 700 millones de euros (12 mil 600 millones de pesos).

Tras el Mundial de Brasil, el Madrid fichó al colombiano James Rodríguez.

Si los madridistas ya habían visto con recelo el fichaje de James por 80 millones de euros que provocó la salida del delantero argentino Ángel Di María, el del Chicharito causó que la indignación estallara por esas sospechosas relaciones entre club y empresa.

"El sucio trasfondo en la contratación del Chicharito”

El Chicharito Hernández llegó al Real Madrid el último día del mercado y pocas horas después de descartarse el fichaje de Radamel Falcao, quien había anunciado a través de Twitter su incorporación al club merengue.

El cambio de alineación provocó reac­ciones encendidas que Florentino Pérez apagó insinuando que las exigencias del representante del goleador colombiano

horas después de descartarse el fichaje de Radamel Falcao, quien había anunciado a través de Twitter su incorporación al club merengue.

El cambio de alineación provocó reac­ciones encendidas que Florentino Pérez apagó insinuando que las exigencias del representante del goleador colombiano habían excedido todo lo aceptable. “Si traigo a Falcao, tengo que poner de presidente a (su apoderado, Jorge) Mendes”, argumentó el dirigente para justificar la operación del Chicharito.

Todo transcurría dos semanas después de que en México se anunciara el nuevo contrato con ACS.

En la prensa española también surgieron detractores. El periodista José Sámano, de El País, escribió "Futbolistas como Chicharito no tienen tiempo que perder. Son comisionistas del gol”.

Florentino Pérez y Peña Nieto

En la recepción que Peña Nieto ofreció en el Palacio del Pardo para agradecer a las autoridades españolas por una visita de Estado realizada en junio pasado, estuvieron en la mesa, donde habitualmente sólo están los presidentes, sus esposas y otras autoridades, nada más y nada menos que el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, el presidente de Inditex (Zara), Pablo Isla, y el empresario mexicano Valentín Diez Morodo.

Peña Nieto y Pérez ya habían tenido un encuentro tiempo antes. El 9 de julio de 2013, el mandatario recibió en Los Pinos al presidente de ACS, quien le expresó su intención de aumentar sus inversiones en México a través de “varios proyectos en distintos sectores de la economía”,
señaló un comunicado de Presidencia.

En 2012 se le adjudicaron diversos trabajos en plantas de hidrocarburos en México por 650 millones de euros y ha ejecutado proyectos en la refinería Miguel Hidalgo, situada en Tula y que constituye uno de los cinco pilares del Plan Combustibles Limpios.

Emilio Lozoya, director general de Pemex y destacado priista, fue quien otorgó el contrato a Florentino Pérez, a tres meses de su encuentro en Madrid, durante la visita de Estado de Peña Nieto.

El contrato se concretó apenas un mes después de que la reforma energética aprobada en México abriera las puertas a empresas extranjeras.

Primero fue eso. Después, la incorporación del Chicharito al Real Madrid y, por fin, la concesión a ACS.
0
0
0
0No hay comentarios