Check the new version here

Popular channels

"El tecnico mas ganador me deseo suerte"




"Me deseó suerte"




El Vasco Arruabarrena, sucesor de Bianchi, dirigió la primera práctica y después habló en conferencia. Dio la fórmula para levantar: "Hay que ganar los próximos dos partidos". Y dijo que hubo llamado del Virrey.


Habló en la noche del jueves. Siguió charlando el viernes bien temprano para ultimar detalles. Y apareció por Casa Amarilla, ahora vestido de entrenador, para arrancar su era como DT, la era Vasco entrenador. Arruabarrena ya está en función y dio su primera conferencia de prensa, la de presentación. "Buenas noches a todos, es una responsabilidad muy grande, un orgullo muy importante de poder estar como entrenador del equipo, todos saben cuál es el sentimiento y el amor que tengo hacia el club. Es la posibilidad de poder abrir las puertas a muchos ex compañeros que son entrenadores en la actualidad", soltó Rodolfo, que sucede a Bianchi, nada más y nada menos, y contó: "Carlos me deseó suerte".

Angelici decidió terminar con el ciclo de Bianchi, pero Arruabarrena dijo que el Virrey estará presente. "Con Carlos he charlado vía teléfono, me iba a juntar pero había mucha gente en la casa, y me voy a juntar. Saben lo que significa Carlos para mí, tuve, tengo y voy a tener relación con él. Me ha deseado mucha suerte. Tengo una charla pendiente. No pensé, pero sé que significa mucho reemplazarlo. No tengo tiempo de pensar si soy el primero en agarrar después de la salida del entrenador más importante que tuvo este club", soltó el Vasco. Y agregó: "He charlado lo de las sensaciones, me ha dado para adelante. Esto es fútbol, los resultados son los que mandan, esto es así. Me hubiese gustado, la verdad, que le hubiese ido mucho mejor y yo estar todavía en casa, sinceramente. Pero bueno, esto es así y ahora me toca estar de este lado y tengo la responsabilidad de estar a la altura, de tener mi idea, de manejar las pautas de trabajo". Clarito.

Pasó la era Bianchi, ya está. Ahora arrancó el Vasco y es tiempo de hablar de lo que quiere. "Ahora estoy más viejo y con ganas de trabajar. Amo este club y vamos a tratar de salir de esta situación, confío plenamente en el plantel que tengo, sino me hubiese quedado en casa. Hay que trabajar y no hablar tanto", tiró, ya hablando de sus jugadores y de lo que busca. Menos charla, más acción. "No hay muchos secretos, tener un equipo compacto, ordenado y que busque el arco rival. Que tenga suficiente compromiso para atacar y defender. Puedo tener una idea y después variar. Me gusta tener la pelota. Pero son solo palabras, hay que demostrarlas. Trabajar y verán en la cancha si puedo lograr la idea que tengo", siguió.

Conoce Boca. LLegó al club a los 12 años, triunfó, dio vueltas como la Libertadores del 2000 y ahora es tiempo de aportar desde otro lado, ya sin los botines ni la camiseta tatuada. "La salida de un entrenador a cualquier grupo le duele porque sienten que son los responsables. Están dolidos, con rabia. La mejor manera de salir es tratando de levantar ese ánimo, hay poco tiempo, pero confío en que lo podemos hacer. Necesitamos el apoyo de nuestra gente, conozco al hincha de Boca, pero para que nos apoye tiene que ver dentro del campo que nos matamos por esta camiseta y no tengo dudas que lo van a hacer", expresó el DT.

Para completar, sabe que "en Boca no hay tiempos", que también "no viene jugando bien", apunta a ganarle tanto a Vélez como a Central (por la Sudamericana) porque "Boca tiene la obligación de pelear los dos torneos", y no se olvidó de Riquelme, amigo personal del Vasco. "Saben cuál es mi relación con Román, soy amigo, me llamará para desearme suerte. Tengo bastante trabajo como para ver los mensajitos...", cerró. A trabajar.

Más frases de Arruabarrena:


"Es una alegría enorme, mucha responsabilidad, pero llegué al club con 11, 12 años, en Preinfantiles, tuve la suerte de tener buenos entrenadores".
"Hablamos con el presidente, nos reunimos, llegamos a un acuerdo y ya estoy acá. No hay momento para pensar si fue rápido, lento o sorpresivo, tengo que trabajar y pensar que dentro de dos días tenemos una final. Jugamos en casa y tenemos la obligación de ganar".
"A los entrenadores lo hacen bueno o malo los jugadores. Confío en un porcentaje muy elevado que Boca tiene un plantel muy bueno. No sirve decirlo, hay que demostrarlo en la cancha. El tema anímico es muy importante, la cabeza es fundamental, pero no sirven las palabras. Necesito el apoyo del hincha, que sé que lo van a tener, pero para ese apoyo tenemos que demostrar algo".
"No lo veo bien, es verdad, no ha jugado bien bBoca, tal vez por ráfagas. Es momento de analizar lo que viene, no borrar el pasado, saber que no venimos haciendo las cosas bien, pero hay que dar la cara, demostrar el porqué, tengo confianza en los jugadores. Necesito de todo el grupo y que sea yo el malo que no los ponga y que no se saquen ellos. Hay dos torneos importantes y Boca tiene la obligación de pelearlos".
"Que la Reserva se juegue con chicos del club".
"Hablé con los jugadores, hablé algunos puestos, vamos a hacer pelota parada. Veo que acá no se puede esconder nada, no me gusta esconder nada, pero siempre es bueno prevenir algo".






0
0
0
0
0No comments yet