Empató River, festejan los de ajoba

Ramiro la había metido de cabeza para la victoria parcial, pero luego volvió a ser protagonista: fea pifia para dejarle la pelota servida a Borja en el empate de Olimpo.








Partido complicado ante Olimpo en el Monumental, pero hasta los 24 del segundo tiempo, a pesar de jugar mal, River lo ganaba. ¿Cómo? Con el gol de Ramiro Funes Mori de cabeza en el PT. Hasta ahí, el Melli era héroe, pero terminó como villano. ¿Por qué? Por la pifia que derivó en el empate del Aurinegro.

Funes Mori calculó mal en un despeje frontal y, sin rozar el balón, se la dejó serivda a Miguel Borja, que fusiló a Barovero. Un grueso error del defensor millonario, que había sido también protagonista en la serie ante Estudiantes por un fallo en La Plata y un posterior gol en el Monumental que sirvió para la clasificación de su equipo.