Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?
Fútbol local
En Arroyito, igualaron 1-1. Braian Romero adelantó a la visita, mientras que Marco Ruben selló el resultado, de penal (suma 7 gritos y es el máximo anotador del torneo). El equipo de Coudet está en la cima, pero San Lorenzo podrá superarlo y Boca alcanzarlo.






Rosario Central volvió a dejar puntos en el camino, como ocurrió la semana pasada ante Atlético de Rafaela. Pero no detuvo su andar arrollador solamente desde lo numérico. Empató 1-1 de local con Colón evidenciando algunas falencias en su puesta en escena con la pelota y aquel fútbol vertical y agresivo que había mostrado en el arranque del torneo. Y ahora, para no perder la punta, deberá aguardar que San Lorenzo no le gane este sábado a Lanús.

Si bien Central tiene argumentos como para sostener el liderazgo en el torneo, otra vez volvió a sufrir lo que ya parece ser un karma para el equipo de Eduardo Coudet: el flojo rendimiento en los primeros 45 minutos. Incluso, el Chacho, generalmente autocrítico, aseguró que era la principal cuestión a corregir. La única salvedad fue en la primera fecha ante Racing. Después, el conjunto rosarino no pudo hacer pie en la primera mitad del resto de los partidos. Y anoche no fue la excepción. Central volvió a jugar mal en la primera porción del encuentro, mostró poco fútbol y estuvo impreciso, sin volumen de juego. Lo único que se pudo rescatar fueron los chispazos de Jonás Aguirre por la banda izquierda.
Y si a Central le faltó fútbol, en gran parte es porque no apareció Franco Cervi, su pieza clave. Entonces, los dos delanteros (Franco Niell y Marco Ruben) estuvieron obligados a jugar siempre de espaldas. Para colmo de males, la defensa no garantizó seguridad. Entonces, Central sufrió. Y Colón vio los huecos y se animó de entrada. Tal es así que antes de los 10 minutos, el equipo visitante ya ganaba por una gran jugada de Cristian García por la derecha, que culminó con una buena definición de Braian Romero, que sorprendió a Mauricio Caranta.
Pero todo parece avanzar rápido en la vida de Central en este 2015. Y enseguida llegó el empate con el penal convertido por Marco Ruben tras una falta que debió ser cobrada afuera del área. Así, el delantero que retornó de Europa para jugar nuevamente en Central demostró que su pie derecho sigue infalible: es el goleador, con siete tantos.
De todos modos, la ecuación no se modificó y Colón siguió manejando la pelota. Y el partido. El conjunto de Javier López impuso el ritmo y las condiciones, fue profundo y siguió llegando con peligro al área de Central, pero le faltó puntería y algo de precisión en los últimos metros.
En el segundo tiempo, como de costumbre, Central mejoró su juego amigándose con la pelota. Y ahí el encuentro se equilibró. Creció Cervi, participó Fernández y Aguirre siguió desnivelando por el sector izquierdo. Sin embargo, Central no pudo ejercer supremacía en el desarrollo, ya que Colón no se achicó. Con agresividad, el equipo visitante continuó presionando en todos los sectores de la cancha. Y giró todo el fútbol en los pies de Pablo Ledesma. Pudo ganar el partido, pero García definió mal un contraataque. Igualmente, el empate quedó bien.