Canales populares

En Brasil se están olvidando lo que es el fútbol

El fútbol brasilero se caracteriza por el 'Jogo Bonito' pero no siempre cumplen con la regla. El jugador del Fluminense, Cícero, le tiró una parata voladora a Miguel Samudio y lo dejó KO. El árbritro lógicamente cobró penal pero solo le sacó amarilla.





En el fútbol brasileño cada vez se juega peor. Ya realizaron un papelón en el último mundial y ahora sigue siendo noticia por lo 'rústico'. En el partido que finalizó empatado entre el Fluminense y Cruzeiro, un jugador del 'Flu' le metió un tremendo patadón a su rival y lo dejó tendido en el suelo.


 
El futbolista del Cruzeiro y victima de la acción, Miguel Samudio, tuvo que salir reemplazado minutos mas tarde de la jugada por el tremendo golpe recibido. El árbitro del encuentro sancionó correctamente penal pero llamativamente solo amonestó al agresor.
0No hay comentarios