Check the new version here

Popular channels

En Chile piden dimisión de embajador en Uruguay por declarac

Eduardo Contreras afirmó que la "ultraderecha" y la "derecha empresarial" están detrás de los atentados explosivos que se han registrado este año en Chile.




La oposición conservadora chilena exigió hoy la dimisión del embajador en Uruguay, Eduardo Contreras, por afirmar que la "ultraderecha" y la "derecha empresarial" están detrás de los atentados explosivos que se han registrado este año en Chile.

La Unión Demócrata Independiente (UDI) afirmó en un comunicado que las declaraciones de Contreras en una entrevista con el diario uruguayo La Diaria son de "máxima gravedad".

"Imputar el accionar de delitos terroristas a empresarios y sectores de la derecha de nuestro país amerita que este militante del comunismo sea llamado de inmediato por su superior para que explique sus declaraciones", señaló el partido.

Contreras, un conocido abogado de derechos humanos y militante del Partido Comunista (PC), sostuvo en la entrevista con el rotativo uruguayo que no tiene "ninguna duda" de que los "actos terroristas que se han registrado son de la ultraderecha".

El diplomático aseguró que la derecha y los grandes empresarios se oponen a las principales reformas que impulsa la presidenta, Michelle Bachelet, en su segundo mandato.

"La reforma tributaria, que toca los bolsillos de las grandes empresas, y la reforma de la Constitución, que para mí y para cualquier persona normal son cambios necesarios, para la derecha fascistoide son la revolución marxista", sostuvo.

"Cuando no hay cambios no hay terrorismo. ¿A quién le interesan los actos terroristas? A la derecha, a la derecha empresarial", agregó Contreras, que fue designado embajador en Uruguay en abril pasado y que fue quien presentó la primera querella en Chile contra el dictador Augusto Pinochet, por violaciones a los derechos humanos.

El diputado de la UDI, Ernesto Silva, afirmó que "la irresponsabilidad del embajador es total" y dijo que espera que el Gobierno le pida inmediatamente la renuncia.

Por su parte, el secretario general del también opositor Renovación Nacional (RN), afirmó con ironía que Contreras debe ser citado a declarar por el fiscal que investiga los bombazos porque "al parecer tiene antecedentes que la fiscalía no tiene".

Preguntada por la polémica, la presidenta Bachelet señaló que no conoce en detalle las palabras del embajador y que por eso ha pedido un "informe detallado" sobre el asunto.

Aún así, la mandataria subrayó que el Ministerio Público es el organismo que debe investigar a los responsables por los atentados y pidió "prudencia" en las declaraciones.

Las palabras de Contreras también causaron malestar en la Democracia Cristiana (DC), formación que integra la coalición de Gobierno y que, según dijo el embajador en la entrevista, apoyó el golpe de Estado que Pinochet el 11 de septiembre de 1973.

Contreras sostuvo que el Partido Comunista y la Democracia Cristiana tienen visiones distintas en muchos temas porque, entre otras cosas, "la directiva demócrata cristiana de 1973 apoyó el golpe".

"Eso es algo que pesa mucho en la sociedad chilena, aunque es cierto que con posterioridad estos mismos dirigentes lucharon contra la dictadura", agregó el diplomático en la entrevista con el diario uruguayo La Diaria.

El presidente de la DC, Ignacio Walker, dijo en su cuenta de Twitter que las declaraciones de Contreras son "desafortunadas" y se mostró convencido de que el Ministerio de Relaciones Exteriores "tomará las medidas que correspondan".
0No comments yet
      GIF
      New