Check the new version here

Popular channels

¿Eres Competitivo?

Si hay algo que se fomenta en el tipo de sociedad en que vivimos es la competitividad. Y para sentirte en esa carrera por ser el primero o el mejor en algo no hace falta que estés en competiciones deportivas o de otro tipo, solo es necesario que desarrolles algún tipo de actividad. Concursos al mejor Blog del año, listas de los mejores en """ o los más populares, selecciones de personal, competición por ser el promocionado en el trabajo, quien es el diamond mas gordo y virgo, etc. Es difícil sustraerse a todo eso.

Y eso sucede a pesar de que ya hace tiempo que hay estudios que muestran como las actividades colaborativas obtienen mejores resultados que las actividades competitivas. Y que la suma de las inteligencias en un grupo provoca una inteligencia superior e imposible de alcanzar por una sola persona. Pero eso choca de lleno con algo que todos tenemos en mayor o menor medida: el ego. Nuestro Ego busca sobresalir, destacar, ser reconocido. Necesitamos ser reconocidos porque necesitamos ser amados y creemos erróneamente que cuando seamos los mejores o los primeros en algo lo conseguiremos. Nadie nos habla de la soledad del vencedor….



Y es que además, hasta aceptando que una dosis de competitividad pudiera ser sana y adecuada, el problema surge cuando hay ansiedad por ganar a toda costa. Cuando ganar o ser el primero en algo se convierte en una obsesión surgen los problemas. Porque no siempre es posible ganar. A veces hay rivales mejores que nosotros. Y si no somos capaces de aceptar eso, además del sufrimiento que nos conlleva, es fácil que se caiga en conductas “poco deportivas”. Todos hemos podido ver equipos de fútbol, que en el momento de estar perdiendo un partido, empiezan a hacer juego sucio para ganarlo a toda costa. Se pierde la idea de ganar cuando eres el mejor y se sustituye por la de ganar de cualquier modo. Y en otros deportes sucede igual.





Y cito el deporte porque es quizás el lugar en donde podemos observar esto más claramente. Pero lo mismo sucede en otros ámbitos. Personas que no dudan en poner todo tipo de trabas y tretas a sus compañeros para conseguir así ser promocionados. Bloggers que utilizan prácticas poco éticas para conseguir más votos. Y podríamos seguir con múltiples ejemplos que seguro que conocen.

Y no estoy diciendo con esto que competir en sí mismo sea negativo. Lo que es negativo es creer que la única opción es el triunfo. Competir puede ser un buen modo de mejorar en algo, de comprobar nuestro nivel, de motivarnos. No estoy seguro de que las escuelas que igualan a todos los niños los preparen mejor para la vida que aquellas que fomentan una dosis de competitividad sana. Porque está bien entender que hay personas mejores que nosotros en ciertos ámbitos. Que no todos somos iguales en todo. Y que eso no nos hace ni mejores ni peores. Y fomentar el disfrute por la mejora, más que por el triunfo. La mayoría de las veces la persona que destaca de verdad en algo (sin trampas) es la que realmente disfruta haciéndolo.

Porque el verdadero trabajo no tendría que pasar por ser mejores en algo sino por ser más conscientes. Conocernos y comprendernos mejor a nosotros mismos. Conocer nuestro Ego y saber cómo ponerlo en el lugar que le corresponde. Y así mismo, saber cómo aprovechar sus cualidades y capacidades para hacer aquellas cosas que realmente nos hacen felices. Tal vez sea ser los primeros en algo pero también puede ser que sea pasar los días mecidos por el dulce fluir de la existencia. Sea lo que sea, lo importante es que esté en conexión con nuestro Yo real, con quien verdaderamente somos. Y ahí sí que toca ir mejorando. Para ser cada día más conscientes. Para ser cada día más nosotros mismos. Para estar cada vez menos sujetos a lo que el exterior nos dice que hagamos y más en consonancia con lo que queremos hacer. Ese será un esfuerzo que valdrá la pena.

Fin del Post Espero que esto sea inteligencia colectiva

0
0
0
0
0No comments yet