Popular channels

Es Moramental

Es Moramental






Gracias al oportunismo de Mora, River le ganó 2-0 a Godoy Cruz y, haciéndose otra vez fuerte en Núñez, avanzó a los octavos de la Sudamericana. No fue tan vistoso, pero aprovechó su efectividad y los desperdicios del Tomba. Ahora, irá con Libertad de Paraguay.

En su casa, se sabe que River es poderoso. Que se torna imbatible. Una vez más, mostró su jerarquía y potencial en Núñez, derrotando por 2-0 a Godoy Cruz en la Copa Sudamericana, gracias al aporte de Rodrigo Mora, autor de un doblete. Confianza para el uruguayo, que de a poco se va amigando con el gol. Y mejor aún, en pleno Monumental, en donde ya van doce victorias seguidas. Una victoria Moramental en este caso. Ahora, Libertad de Paraguay en octavos, que dejó en el camino a Barcelona de Ecuador (2-0 en Asunción).

Primer tiempo de interesante análisis en el Antonio Vespucio Liberti. Porque Godoy Cruz, lejos de repetir aquella actuación de 0-4 ante River en Mendoza por el torneo local, presionó y no le otorgó comodidad a la hora de manejar la pelota. Incluso, se le animó, jugándole de igual a igual, sabiendo que ya estaba abajo en el marcador de la serie (0-1) y que estaba obligado a buscarlo. Pero este equipo de Gallardo, además de recibir elogios por respetar una idea de juego, es efectivo. Y después de algunos sustos en el aspecto defensivo, apareció su contudencia. En este caso gracias a Mora, que en una ráfaga de cuatro minutos, estampó el 2-0. Alivio para el local y dolores de cabeza para el visitante, que igual no se rindió y fue a buscar el descuento. Barovero se lo tapó a Tito Ramírez en una acción magistral en el final de esa parte. Clave para un cuadro con aspiraciones tener un arquero que responda cuando se lo necesite. Trapito, vaya si lo es.

El Tomba continuó con su insistencia en el segundo tiempo, pero jamás tuvo frescura ni precisión para llegar al gol. Los locales aguantaron bien y no vieron caer su valla. ¿En ataque? River tampoco estuvo del todo fino en las sucesivas contras para aumentar el marcador. Moyano apareció en varias oportunidades para tapar su arco e impedir la goleada. Incluso, Teo no pudo convertir en su vuelta. Se quedó con las ganas, pero disfrutó de la clasificación millonaria.

Es cierto que Godoy Cruz pudo haber merecido mejor suerte, que desperdició chances en su mejor momento, pero también es cierto que River es un equipo serio, con un concepto ya instalado y que quiere llegar lejos en los tres torneos. Ahora, en la Sudamericana, dio un pasito más

0
0
0
0No comments yet