Popular channels

Estados Unidos podría ganar la final por dobles dígitos


El ex jugador Jalen Rose reconoce el peligro de Serbia pero mantiene a Estados Unidos como gran favorita al oro en la Copa del Mundo


Anthony Davis es la mayor sorpresa de EEUU según Jalen Rose.


Cada cien segundos un rival de Estados Unidos pierde el balón. De esas pérdidas el equipo de Mike Krzyzewski cosecha 33 puntos cada partido. 27.4 llegan al contraataque. Y más de 54 en la pintura. Lidera el torneo en puntos (101.5), rebotes (44.9), asistencias (21), robos (13.1)... y levanta así un margen de victoria de 32.5 puntos por noche, superior a cualquier combinado NBA desde el Dream Team original... aunque todavía queda la final. Final contra Serbia y no contra España como decían los pronósticos, 'quería' el sistema de competición o deseaba la propia selección norteamericana. Final con favorito claro aunque desde fuera advierten: "Coach K tiene que evitar las relajaciones".

El consejo llega de boca de Jalen Rose, que recibe a ELMUNDO.es en el NBA House que la liga norteamericana ha organizado esta semana en la Plaza de Callao en Madrid. El que fuera estrella de los Indiana Pacers del cambio de siglo repasa el catálogo de bondades que enseñó Serbia en las semifinales contra Francia. "Movieron muy bien el balón, anotaron, rebotearon bien, jugaron duro..." recita, aunque acaba cediendo a la superioridad del vigente campeón. Si no baja la guardia "Estados Unidos también podría ganar la final por dobles dígitos". "Me decepcionaría que Serbia perdiera también por 20 puntos. Espero que jueguen igual que contra Francia".

La victoria más ajustada hasta el momento son los 21 puntos de diferencia contra Turquía, aunque Estados Unidos haya avanzado por el lado más amable del cuadro. Ese encuentro subrayó un patrón que en mayor o menor medida se ha repetido en el resto de partidos: el combinado de Mike Krzyzewski arrasa en la segunda parte. Los otomanos llegaron ganando al descanso y perdieron encajando un parcial de 63-37.

¿Qué sucede? ¿Les cuesta arrancar, necesitan otra charla táctica o son un equipo muy 'largo'?
Tienen mucha profundidad de banquillo. Hay un gran quinteto inicial, pero los suplentes pueden entrar en cualquier momento y seguir produciendo. Eso acaba desgastando a los rivales en la segunda parte.
¿Ése es el mayor peligro de Estados Unidos o cuál es?
El mayor peligro de Estados Unidos es el juego de perímetro. Stephen Curry es un grandísimo tirador; Kyrie Irving tiene un gran manejo de de balón y es un buen director de juego; James Harden puede meterte 15 puntos en un cuarto sin pensarlo dos veces; Klay Thompson aporta en los dos lados de la pista y es un gran lanzador de tres.
¿Y la mayor sorpresa dónde está?
Ése es Anthony Davis. Es todavía muy joven pero está siendo la principal baza interior y creo que podrá trasladar toda esa confianza a la próxima temporada. Aún debe mejorar, ser All-Star o meterse en playoffs, pero tiene potencial para meterse en la conversación por ser uno de los mejores cinco jugadores dentro unos años.
'No me decepcionó que España perdiera, pero sí la forma'

Anthony Davis acudió a los Juegos Olímpicos de 2012 como relevo de última hora para jugar un papel muy secundario. Su evolución en estos dos años y las sucesivas renuncias (Kevin Love, Blake Griffin, LaMarcus Aldridge) le han abierto un hueco en el juego interior que está llenando con éxito (13 puntos, 6.9 rebotes, 2.2 tapones de promedio). Forma junto a Kenneth Faried la base de esa redefinición a la que obligaron la lesión de Paul George y sobre todo la ausencia de Kevin Durant. "Todos esos constantes cambios de plantilla eran su mayor reto, pero han hecho un gran trabajo", subraya Jalen Rose.

El contrapunto lo servía Bruce Bowen, también presente en el NBA House. Antes de los cruces, viajando de frase en frase entre el inglés y un español con marcado acento cubano, el tres veces campeón de la NBA destapaba siguiendo ese camino una debilidad que aún sufre Estados Unidos. "No han tenido tiempo para compenetrarse", advertía el ex jugador de los San Antonio Spurs. "No digo que sean egoístas, sino que hay más jugadores que requieren ser la estrella de su equipo. Cuando tienes tiempo para jugar unos con otros es cuando puedes ver eso y conseguir que unos se hagan mejores a otros", explicaba.

Con esa fluidez no del todo resuelta, Estados Unidos encara esa final en la que espera Serbia y no España. "Habría sido un examen muy difícil y un grandísimo partido", lamenta Jalen Rose. De tanto escuchar que la anfitriona era favorita al oro, Kenneth Faried denunció el pronóstico como "una falta de respeto" hacia Estados Unidos. Rose resta importancia a esos comentarios ("es su manera de ser competitivo") y subraya que él también tenía a España su quiniela, pero al final sólo manda el juego. "No me decepcionó que España perdiera, pero sí que lo hiciera de esa forma".
0
0
0
0No comments yet