1. Deportes
  2. »
  3. Otros deportes

Francia campeón del mundo: 5 razones

Francia, como los grandes campeones, llevó un equipo joven que terminó revalorizado cumpliendo una actuación progresiva que fue de menor a mayor




1.- Seriedad institucional

Hace ocho años, la selección francesa de fútbol fue protagonista de una de las situaciones más vergonzantes que pueda ofrecer una delegación deportiva: enfrentamientos internos, expulsiones y renuncia. En el entretiempo del partido frente a Sudáfrica por el Campeonato Mundial, Eric Abidal insultó en el vestuario y adelante de todos sus compañeros al director técnico Raymond Domenech
Después de un intinerato de un año, a cargo de Fernand Duchaussoy (2010-2011), la federación eligió a quien es hoy su actual titular, Noel Le Graet.

Le Graet nombró a Didier Deschamps (ex campeón del mundo de 1998 como jugador) director técnico jefe de las selecciones francesas de fútbol. El proyecto entonces apuntaba a consolidar el funcionamiento de las selecciones juveniles y tomar los valores con más futuro para la selección Mayor




2.- Liderazgo conductivo

Didier Deschamps pudo formar este plantel no sin atravesar las tormentas que suele ocasionar el controversial debate periodístico. Haber dejado afuera jugadores de la talla de Ribery y Benzema no fue gratuito. Para Deschamps su convicción resultó innegociable y contó siempre con el respaldo de la federación francesa de fútbol, que avaló todas sus decisiones. Es esta una lectura imprescindible para aquellas federaciones que pergeñen su futuro, donde la AFA debiera constituirse en principal evaluador.



3.- Definición táctica

Francia demostró cómo se puede ocupar todos los sectores del campo a favor de movimientos de pliegue y repliegue con la acción dinámica de todas sus líneas. Por ejemplo, el día que le ganó a Uruguay, una vez que se puso en ventaja, redujo la toma de riesgo haciendo de su punta Olivier Giroud un defensor agregado a su línea de cuatro. Además, sus marcadores laterales Benjamín Pavard y Lucas Hernandéz tenían libertad para proyectarse al ataque alternadamente, solo uno de ellos, garantizando que frente a cualquier contragolpe Raphael Varane y Samuel Umtiti, los marcadores centrales, siempre tendrían auxilio con un compañero que "sobraba".



4.- Optimización de la velocidad con balón

Se advirtió que cualquiera de los recuperadores, Kanté o Matuidi, debían realizar una rápida transición de salida buscando a Kylian Mbappe o a Antoine Griezmann, probablemente el último "enganche" del fútbol mundial, para que se produjera la brusca aceleración en el último cuarto del campo rival. Repasando los goles de Francia podría advertirse la ventaja en velocidad de Mbappe sobre sus marcadores, ya acaso la prueba más elocuente se haya producido con el recordado penal de Marcos Rojo en el encuentro en el que Francia le ganó a Argentina por 4 a 3.

5.- Multiplicación del esfuerzo

Francia pudo sostener su dibujo táctico a favor de una acción colectiva dinámica y solidaria: resultó difícil a lo largo de los siete partidos del Mundial encontrar sectores de Francia desprotegidos. Antes bien, nunca se conseguía arribar a un mano a mano con el buen arquero Hugo Lloris sin la marca escalonada que obliga a buscar un pase más.

+2
13
0
13Comentarios