Fútbol champagne: el doble caño del Lobo Ledesma



La ciudad misionera aplaudió al ex River a minutos de que terminara el partido entre Argentinos y Guaraní Antonio Franco. ¿El motivo? El juego del volante que entregó algunos chiches para el recuerdo y que que hizo delirar a Posadas.



Sobre el final del empate sin goles entre el local, Guaraní Antonio Franco, y Argentinos se dio algo poco habitual en el fútbol argentino: la hinchada del equipo misionero aplaudió a un jugador rival. Era el Lobo Ledesma. El ex River fue una de las figuras del partido y en un tramo del encuentro, en apenas baldosas, entregó un doble caño para salir de la marca de los volantes de Guaraní.