Canales populares

Gaitan y 10 más

La Selección se divirtió contra un rival muy pobre y le hizo siete: Higuaín metió dos, también Gaitán. Messi hizo uno al toque de entrar, dio un pase de gol y luego marcó el 7-0. Banega abrió el partido. Un amistoso que no suma mucho, más allá del resultado.



Siete a cero, ¡qué goleada! Ahora, más allá del resultado, de esa diferencia, es clave tener en cuenta el rival. Un equipo muy pobre como Hong Kong, que aguantó unos minutos hasta el gol de Banega. ¿Para qué sirven estos amistosos? Más que nada a nivel grupal, sin dudas, porque desde lo futbolístico no suma mucho, lo reconoció Messi después del partido. Que Higuaón haya vuelto al gol, que Messi haya hecho un doblete en media hora y un pase gol y haya estado encendido, que Gaitán haya convertido, como Banega, es pura anécdota.



Volvió Pastore y ésa es una buena noticia. Más que nada por cómo regresó: ante un rival muy frágil, el Flaco se mostró como buena variante por izquierda e hizo daño, sobre todo cuando se movió cerca del área. Gaitán, por el otro lado, puede ser un buen reemplazo para Di María. Después, poco para analizar en cuanto a lo futbolístico contra un equipo casi amateur, con diferencias abismales.




Martino dio otro paso como DT de la Selección y su equipo hizo lo que tenía que hacer después del mal paso contra Brasil. Debutaron dos arqueros, Guzmán y Marchesín (45 minutos cada uno) y no pudieron mostrar nada, porque casi ni la tocaron, el mano a mano que tuvo el ex Lanús terminó con una mala definición del delantero.

Decía el DT, antes del partido, que los amistosos que más valen son contra potencias. Y cuánta razón tiene. Porque ganarle 7-0 a Hong Kong, hacer tantos goles, es lo más lógico. Pero a la corta y a la larga, no le mueve un pelo a nadie. Ni al propio Tata. Distinta será la historia en noviembre, contra Portugal (y tal vez con Ecuador), cuando todos los flashes pueden llegar a estar en la vuelta de Tevez.


0No hay comentarios