Ganar, gustar y golear, en su máxima expresión







River hizo absolutamente todo bien en Mendoza: golpeó antes del minuto, generó dos goles más en el primer cuarto de hora y le dio una paliza a Godoy Cruz como visitante. El equipo de Gallardo mejoró lo hecho contra Rosario Central y ya es el único escolta. ¡Ilusionate!

"El desafío es confirmar lo del domingo pasado", dijo Marcelo Gallardo, consultado por la TV Pública cuando salió River a la cancha en Mendoza. Y vaya si lo lograron sus dirigidos, porque tuvieron el mejor inicio que se recuerde del campeón.

La Banda arrancó con todo, presionó y con una volea genial de Carlos Sánchez se puso en ventaja al minuto. Encima, el arquero de Godoy Cruz le erró a la pelota en una escapada de Teófilo Gutiérrez, que puso el 2 a 0 antes de los... ¡3 minutos!

Como si fuera poco, Rodrigo Mora estiró la ventaja antes del cuarto de hora, para desterrar cualquier ilusión del Tomba y jugar con la tranquilidad de un equipo que sabe lo que quiere.

Para muchos, River iba a regular en el complemento, pero el Más Grande mantuvo su ritmo y, con una obra de arte en conjunto con Tomás Martínez, Teo metió un nuevo doblete e hizo delirar a los "neutrales".

Un arquero que respondió muy bien las pocas veces que lo exigieron, una defensa sólida, un mediocampo incansable y creativo y un ataque arrollador que no perdonó hicieron de este el mejor partido de River en muchísimo tiempo. Como dijo el Muñeco, el desafío siempre será confirmar lo hecho el domingo anterior. Y con rendimientos así, ilusionarse con el bicampeonato es posible. ¡Vamos campeón!













EL MÁS GRANDE, LEJOS