Godoy Cruz Antonio Tomba, volverá a sonreír

Los hinchas se están moviendo para regresar al Gambarte y el operativo retorno se está transformando de sueño en realidad.

No descartan que el año que viene se vuelva a casa, en diciembre habrá un evento importante y la versión marca que la dirigencia comenzará a poner dinero para las obras.



El 18 de junio de 2005, los hinchas se acercaron a la cancha para ver el último partido de la temporada. Sin saberlo, vivieron el 0-0 ante Tiro Federal como cualquier otro, y no imaginaban que el desarraigo sería largo, tendido, y doloroso. Porque desde ese sábado hasta la actualidad, Godoy Cruz no volvió a jugar en el Feliciano Gambarte como su casa para el primer equipo. Pasados los 9 años, parece que el esquivo sueño de regresar al barrio está cerca.



El lejano Malvinas Argentinas se transformó en el hogar del Expreso por ya diez temporadas: dos en la B Nacional y ocho en Primera (contando la actual). A lo que hay que agregar dos Copas Libertadores y dos Copas Sudamericanas. El éxito deportivo no se negó, pero el hincha quería jugar en su casa. Las respuestas, repetitivas: que llegar a Primera, que las copas internacionales, que la capacidad, que los operativos, que el estacionamiento, que el presupuesto. Siempre un pero desde las autoridades, pero jamás una solución.



Desde el año pasado, un grupo de hinchas comenzó a plasmar el sueño de volver al Gambarte. Diagramaron un plan integral de cómo realizar una serie de etapas para reacondicionar la cancha para que el Tomba juegue allí. Armaron planos con remodelaciones correspondientes y prepararon cada detalle para que la Comisión Directiva aprobara el proyecto. El mismo dejaba en claro que el club no debería poner nada de dinero.




Con el aval dirigencial, el lunes 2 de junio comenzó el sueño de volver con más fuerza. Ese día, empezaron los trabajos de limpieza por parte de los hinchas, debajo de la tribuna sur. El paso siguiente fue la demolición de 57 escalones en mal estado y su posterior reemplazo. Aquí se encuentra la obra: la construcción del nuevo ingreso del sector sureste. Luego, vendrá la parte de los baños y sí, una bandeja superior.



Para la actual etapa de trabajo se necesitaron 5.000 ladrillones. Y por supuesto, el hincha tombino demostró que está comprometido con la causa. El aporte ha sido impresionante y llegaron donaciones de muchas personas. Historias conmovedoras de muchos que quieren volver a casa. Muchos, sin trabajo, dieron ahorro por ahorro para ver el Feliciano Gambarte como escenario del equipo de sus amores.



El 8 de noviembre se realizará un festival musical con sorteos en el Parque San Vicente, 12 horas por el Gambarte, para juntar a la familia tombina y, a su vez, que se pueda recaudar donaciones (cemento, órdenes de compra, y dinero), así se puede avanzar con el trabajo. Se espera una fiesta sin precedentes, y se invita a todos con sus banderas, gorros y camisetas en pos de regresar al lugar al que nunca se quisieron ir.



Lo cierto, es que hay muchas posibilidades de que Godoy Cruz vuelva al Gambarte en 2015. Incluso, en diciembre habrá otro gran evento del cual los gestores no quieren dar detalles. Sin duda, la movida de “retorno” ha causado mucho impacto y está la firme versión que el club comenzará a poner dinero para las obras.



EXTRAS