Popular channels

Goles River 4 - Argentinos 2

Un Enano gigante


Buonanotte la rompió en el Monumental. Estuvo muy inspirado y anotó los dos primeros goles del equipo de Simeone. El Bicho lo supo empatar dos veces (Delorte y Barzola, de penal), pero apareció el Loco Abreu y volvió a poner arriba al local. Sobre el final, cuando el Cholo pedía la hora, Falcao selló el marcador. El Millonario volvió a la punta, lugar que comparte con Estudiantes.
1 de 2




"El partido que viene es el más importante". Muchas veces se le escuchó a Simeone pronunciar esta frase desde que llegó a River. Entonces, ni el superclásico con Boca pudo torcer la postura del Cholo de poner lo mejor ante Argentinos. Así, Ferrari, Cabral, Villagra, Abelairas y Falcao jugaron pese a tener cuatro amonestaciones y estar al borde de la suspensión. Y vaya si acertó. Porque su equipo alcanzó la punta nuevamente y sus jugadores no se hicieron amonestar por lo que podrán estar la próxima fecha en la Bombonera.

A River le costó mucho generar juego en el arranque. Enseguida quedó claro que Buonanotte estaba en una de esas tardes en las que a sus adversarios se les vuelve muy difícil frenarlo. Pero tenía poca compañía. Es que Falcao y Abreu lucían algo imprecisos y Abelairas estaba más preocupado por equilibrar el mediocampo que por aportar en ataque. Y recién a los 24', justamente a través del Pitu, llegó la primera clara. Fue a través de un tiro libre que Torrico logró desviar. ¿Argentinos? Trataba de plantarse bien en el medio, aunque le costaba llegar con peligro al arco de Carrizo.

El trámite era parejo pero a los 32' apareció Buonanotte, puso toda su magia y la colgó de un ángulo. Go-la-zo para grabar y mirar una y otra vez en épocas de anemia futbolística. El 1-0 suponía que River iba a encontrar más espacios en la defensa de Argentinos. Pero la visita no se desordenó y, si bien siguió sin inquietar demasiado en ataque, logró mantener el partido equilibrado.

Paradójicamente, el que se desconcentró fue el local. A cinco minutos del final, Mercier anticipó y, sin marcas, se metió dentro del área. Nadie de River le salió y el volante sacó un disparó fuerte que Delorte alcanzó a desviar para decretar el empate y hacer delirar a los hinchas de Argentinos que coparon la popular visitante.

River pudo irse arriba al descanso de haber entrado el tiro de Ferrari que reventó el travesaño en el último minuto. Mientras se retiraban, los jugadores volvieron a sentir el pedido de "el domingo cueste lo que cueste, el domingo tenemos que ganar". Clarito: la gente, más allá de querer un triunfo ante el Bicho, ya pensaba en Boca y lo que será el superclásico en La Bombonera. Lo cierto es que, como opina Simeone, los puntos por vencer a Boca valen 3, tanto como los que se conseguirían de ganarle a Argentinos. Y hasta ahí el Millo estaba sumando de a uno.

La cuestión podía complicársele al local si no lograba ponerse arriba rápido. Pero en la primera que tuvo pegó, otra vez por intermedio Buonanotte, la figura de la cancha. El enganche encaró de izquierda a derecha y le pegó con alma y vida. La pelota dio en un rival y desacomodó a Torrico: 2-1.

Esta vez sí parecía que River iba a manejar mejor la situación. Ponzio era el motor del equipo y robaba todo, Buonanotte estaba inspirado y cada vez que el juego pasaba por él daba la sensación que cualquier cosa podía pasar. Y arriba Falcao y Abreu se movían más y creaban problemas a la defensa de Argentinos.

Claro, en los planes de nadie estaba que Maglio iba a cobrar un penal tan inexistente como el que sancionó sobre Hauche y que Barzola convirtió sin problemas. El 2-2 era demasiado premio recibió Argentinos, y un duro castigo el local.

Si alguna pensaba que el Bicho se iba a cerrar y a anular todas las armas de River estaba equivocado. Y eso lo aprovechó Ortega para desbordar y, especialmente Falcao y Abreu. El colombiano dejó pasar el centro y desconcertó a Caruzzo y Torrico. Y el uruguayo entró libre en el segundo palo y la mandó adentro.

River no cambió en nada su manera de jugar tras el 3-2 y entonces Argentinos pudo empatarlo nuevamente. Carrizo le tapó un mano a mano a Hauche y un disparo envenenado a Delorte. Del otro lado, Ortega recibió un pase magistral de Buonanotte pero perdió con Torrico.

Los últimos minutos fueron como suelen ser todos los partidos que River no logra cerrar. Su rival le llena el área de centros que Carrizo se encarga de descolgar. Esta vez, disiparon los fantasmas Ortega y Falcao: el Burrito recibió un centro de Ríos y, de cabeza, se la dejó a Radamel para que anote el cuarto.

Tranquilo y en la punta. Así llegará River al duelo de octavos de final de la Copa Libertadores, ante San Lorenzo, y al superclásico con Boca. Tal como sus hinchas "descontaban" y Simeone quería. Aunque seguramente el Cholo recién pensará en el clásico rival a partir del jueves.

http://www.dailymotion.com/swf/x58bbr

Gracias a fakumillo x decirme como subir el video .


Fuente: www.Apurogol.com y www.ole.com.ar
+3
0
0
0No comments yet