About Taringa!

Popular channels

"gomito" Gomez. El ultimo 10 es record

Christian Gómez, más histórico que nunca en Chicago


El 10, ídolo del club de Mataderos, se convirtió en el futbolista con mayor cantidad de presencias en el equipo con 339 partidos oficiales y lo celebró con un gol. A los 39 años, su calidad sigue bien vigente.




Christian Gustavo Gomito Gómez incrementa su leyenda y se inserta cada vez más en la historia de Nueva Chicago. Idolo absoluto y rey de Mataderos, el volante ofensivo criado en las inferiores verdinegras, protagonista de tres etapas en el club y partícípe de tres ascensos, a los 39 años mantiene la magia de su juego creativo y goleador en el torneo de la B Nacional. Y a su larga lista de méritos acaba de agregarle otro: es el jugador que más veces se puso la camiseta del equipo. El domingo pasado ante Instituto, en Córdoba, jugó su partido numero 339 , uno más que Oscar Eduardo Titi Loyarte, volante santafesino que combinaba talento y despliegue en el mediocampo de Chicago entre 1974-76 y 1978-85 y que falleció hace dos años.



"Quizás hoy en día no termino de darme cuenta de la importancia y la dimensión de lo que alcancé. Sí tengo una felicidad enorme por haber entrado a la historia del club como el jugador con mayor cantidad de presencias. Como siempre repito, Nueva Chicago es mi segunda casa. Llegué de chico, hice acá las inferiores, llegué a Primera y viví muchas alegrías. Siento que la gente tiene una cariño especial por mi", le cuenta el 10 a Clarin.com. En el partido en que Gomito se convirtió en hombre-récord, le convirtió un gol a Instituto, abriendo la cuenta en el que finalmente sería un 2 a 1 favorable a Chicago en Córdoba. "Por suerte -cuenta- se dio todo junto: era el partido donde me convertía en el jugador con más partidos y justo emboqué el 1 a 0. Completé una noche redonda porque además de quedar en la historia del club por la cantidad de partidos anoté ese gol que sirvió para ganar, algo que necesitábamos para soñar con el ascenso".



Gómez, nacido en La Tablada el 7 de noviembre de 1974, mostró las chispas iniciales de su calidad jugando en su barrio, Ciudad Evita. A los 6 años asistió a una prueba que Nueva Chicago hizo en el Club 12 de Octubre. Y quedó para hacer todo el recorrido por las categorías infantiles e inferiores. Su capacidad técnica, su personalidad y su pegada lo catapultaron a la Primera. A los 17 años tuvo la chance del debut. "Jugabámos -recuerda- en Rosario, contra Central Córdoba. Con estar en el banco de suplentes estaba más que feliz, así que imaginate lo que fue cuando entré. Antes de entrar tenía unos nervios bárbaros, pero se fueron a medida que empecé a jugar. Me acuerdo bien de que no había tocado la pelota todavía y nos dieron un tiro libre cerca del área. Fui y agarré la pelota para patearlo; los más grandes sorprendidos me querían sacar hasta que uno dijo 'dejalo'. Patée y la pelota pegó en la barrera... Después del partido, el técnico me dijo: '¿Usted qué se cree?'. Pero enseguida me tiró: 'Está muy bien porque se nota que tiene personalidad'. Son recuerdos que me quedaron marcados". Asegura que esos nervios previos a un partido no se desvanecieron a pesar del paso de los años y de la experiencia acumulada. "El día que deje de sentir esa adrenalina previa a los partidos, deberé pensar en otra cosa. Siento los mismos nervios y las mismas ganas de siempre; me transpiran las manos antes de salir a la cancha. Significa que estoy vivo, que tengo la pasión por el fútbol todavia vigente. Y mientras lo mantenga, le seguiré metiendo para adelante", afirma convencido.



En 1997 fue transferido a Independiente y luego pasó a Argentinos Juniors. Regresó a su hogar, Nueva Chicago, en 2000, y permaneció durante dos temporadas, incluyendo la del ascenso desde la B Nacional a la categoría máxima. Volvió a Independiente y fue campeón del Apertura 2002. Luego tomó otros rumbos: Arsenal y una década en Estados Unidos: D.C. United (donde fue campeón en dos oportunidades), Colorado Rapids y Miami F.C. Por sus éxitos en tierras yankis, le ofecían extender su estadía. Sin embargo, el corazón prevaleció y Gomito armó las valijas para volver a su Nueva Chicago. Como el buen vino, el transcurso del tiempo reforzó la calidad y fue pieza fundamental en dos ascensos a la B Nacional.


Autor de 91 goles en sus 339 partidos, analiza sus tres grandes festejos: "Fueron diferentes, y cada uno tiene un valor importantísimo para mí. El de 2001 significó el ascenso a Primera después de veinte años. Fue en Córdoba, terminamos con nueve jugadores y teníamos 10.000 hinchas en la tribuna. Fue inolvidable. El de 2012 se definió en la última jugada, con el penal que atajó Monllor, contra un rival clásico como Chacarita. Recién había vuelto de Estados Unidos y cumplí lo que había prometido: que volvía a Chicago para ascender y retribuir algo de lo tanto que me dio este club. Y el último, hace unos meses, disfruté haber salido campeón porque los dos anteriores fueron en Promociones. Mucho más lo disfrutamos por el nivel de juego mostrado por el equipo, un nivel no visto en la categoría".


link: http://www.youtube.com/watch?v=22EGjoBdm_U&list=UU1JMiAoh6qYbswogPwusvxA















Comentarios fuera de lugar serán eliminados
0No comments yet
      GIF