Check the new version here

Popular channels

Gravesen: El post que se merece

Recordando a un “mitíco” fichaje del Madrid: Thomas Gravesen

Ronaldinho queda desarmado ante el creador de la “Gravesinha”.



Ahora que el Real Madrid ha dado un golpe de autoridad en el mercado de fichajes, vale la pena recordar a una contratación que, si bien no fue una “bomba”, se ganó el aprecio de muchos aficionados del fútbol: hablamos de Thomas Gravesen.


El centrocampista, nacido en 1976 en Velje, Dinamarca, inició jugando en el equipo de su localidad en 1994. Dejó al Velje BK en 1998 para trasladarse al Hamburgo, equipo donde permanecería por tres años.
A pesar de que en Alemania no terminó de acoplarse, tuvo buenas actuaciones con el Hamburgo, que le valieron ser votado por los aficionados como el mejor extranjero de la Bundesliga.


Con su selección disputó la Eurocopa 2000, y de ahí fichó con el Everton inglés. En dicho conjunto pasó sus mejores años y se volvió uno de los favoritos de la afición. El gran nivel que alcanzó en Inglaterra lo llevó a convertirse en un referente de Dinamarca, participando en el Mundial de Corea y Japón en 2002 y en la Eurocopa 2004.



El contrato de Gravesen con el Everton expiraba en el verano de 2005, por lo que el club decidió venderlo en el periodo de transferencias de invierno. De esta forma, el Real Madrid lo contrató en el mes de enero por 3.5 millones de euros.


El día de su presentación con la camiseta madridista, el diario Marca publicó en portada una foto de la cara de Thomas en el cuerpo del ogro “Shrek”; a partir de ahí se ganó el apodo de “El ogro”, que de alguna formaba iba bien con la rudeza que mostraba dentro del terreno de juego.


Hasta Mike Tyson resultó fanático de Gravesen.

Gravesen es el jugador que nos faltaba. Hemos fichado al mejor jugador de Dinamarca. No lo digo yo, lo dice su seleccionador, y quiero que sepan que ha tenido muchas posibilidades de ir a otros grandes clubes italianos e ingleses que ha descartado”. Así de contundentes fueron las declaraciones de Florentino Pérez en la presentación del danés, primer fichaje de la época invernal por parte de los merengues.


Ante la salida de Makelelé unos meses atrás, la necesidad de un mediocampista defensivo urgía al Madrid, y la llegada de Gravesen parecía ser la solución. Para la mala fortuna del equipo español, el jugador que habían contratado no era del todo defensivo, lo que provocó que diera algunas malas actuaciones durante su estadía en Chamartín; al salir del club, crítico que lo hubieran fichado para una posición dónde no se desempeñaba naturalmente.


A pesar de que no rindió cómo se esperaba en el Real Madrid, el jugador se ganó el cariño de la afición merengue, principalmente gracias a unas cápsulas emitidas en el programa “Maracaná 06″, del Canal Cuatro de España. En ellas, se hacía una pequeña crónica de la actuación de Gravesen durante el partido del fin de semana; fue ahí dónde se conoció la aclamada Gravesinhauna especie de regate involuntario realizada por el jugador en uno de sus encuentros.




link: https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=K2tQEH9MbE4


Durante su carrera consiguió solamente dos títulos, obtenidos con el Celtic escocés, equipo al que partió en el verano de 2006, después de ser separado del Real Madrid al enfrascarse en una pelea con Robinho durante un entrenamiento. El técnico Fabio Capello decidió separarlo del equipo, al no estar de acuerdo con el comportamiento que solía mostrar Gravesen, y finalmente partió con destino a Escocia.


Si bien no tuvo una carrera prolífica en cuanto a títulos se refiere, Thomas Gravesen puede presumir otros logros. En 2001, una gran actuación con la selección danesa en un partido de clasificación para el Mundial, con doblete incluido, impresionó a Mike Tyson, que se encontraba observando el partido previo a una pelea en Copenhague. El boxeador quedó tan sorprendido por el partido brindado por Gravesen que decidió pedirle su playera para lucirla en los días anteriores al combate.


Además, aun cuando su físico no era muy agraciado, mantuvo una relación con Kira Eggers, actriz pornográfica danesa, conocida también por dedicarse al modelaje. Eggers fue considerada una de las cien mujeres más sexys del mundo por la revista FHM en 2004, y se convirtió en uno de los principales trofeos de Gravesen.



Con semejante mujer, cualquiera sonreiría de esa forma.


Aunque la carrera de la estrella danesa terminó en 2009, apenas a los 32 años de edad, Gravesen dio de qué hablar hace poco tiempo. Un reporte del diario BT danés logró dar con el paradero del jugador, que desapareció de la esfera pública tras su retiro.


Para los aficionados del jugador (si es que hay alguno por ahí), les alegrará saber que, contrario a muchos otros futbolistas, ha sabido aprovechar bien el dinero que ganó durante su carrera y decidió realizar varias inversiones en negocios en su país natal, los cuales le generaron una gran fortuna.


De acuerdo a Eurosport, la fortuna de Gravesen estaría alrededor de los 100 millones de euros, algo poco común para un jugador retirado. Con tal cantidad de dinero decidió dejar Dinamarca y se mudó a Las Vegas con su nueva pareja, Kamila Persse. En la “Ciudad del Pecado” se dedica a vivir con lujos; constantemente se le ve en los casinos jugando póker, ruleta y blackjack, y ahora conduce un Mercedes SLR McLaren.



Y así, la carrera de Thomas Gravesen, aquel que en su momento llegó a ser considerado “inestable” para jugar al fútbol, tuvo un final feliz, tal cómo el de su hermano perdido, el ogro Shrek. 



0
0
0
0
0No comments yet