Check the new version here

Popular channels

Grondona El Inmortal

Grondona, por los siglos de los siglos.

Ferguson lleva 25 años como DT del Manchester. Havelange estuvo 24 temporadas al frente de la FIFA. Wenger ya alcanzó las 15 en el banco del Arsenal. Pero Julio Grondona supera a todos; acumula 32 años como presidente de la AFA y, encima, fue reelegido por cuatro más. Es decir, alcanzará los 36 años en el poder cuando cumpla nada menos que 84 abriles.

Desde que asumió la presidencia en 1979 –sucedió a Alfredo Francisco Cantilo-, parece no haber tenido ningún tipo de oposición. Sólo una vez alguien intentó hacerle sombra. Fue Teodoro Nitti, en el año 1991, cuando perdió las elecciones por 39 votos a 1. Impresionante. Con él en el poder, el fútbol argentino consiguió un título mundial –México ‘86-, dos Copas América –Chile ‘91 y Ecuador ’93- y 6 campeonatos juveniles –’79, ’95,’97,’01, ’05 y ’07-.

Más allá de los logros de la Selección durante su mandato, a Grondona se le reclama por los turbios manejos con los que dirigió la AFA. Pasó la dictadura militar, pasaron 6 presidentes –sin contar a Eduardo Camaño, Adolfo Rodríguez Saá y Ramón Puerta-. Sin embargo, Don Julio siempre se las ingenió para caer bien parado con todos ellos.

La increíble perpetuidad de Grondona al frente de la Asociación del Fútbol Argentino está acompañada por 23 años como vicepresidente primero de la FIFA. Paradójicamente, alcanzó semejante puesto de jerarquía internacional sin saber inglés. Incluso superó duras denuncias por los arreglos que hizo durante su estadía en la máxima entidad del fútbol. Acusaciones por administración fraudulenta y cuentas bancarias en Suiza se agregan a su lista negra.

Hoy en día, Julio Humberto alcanzó su noveno mandato consecutivo en medio de fuertes declaraciones cruzadas. Con el hermetismo de un clero, los dirigentes del fútbol argentino le otorgaron, nuevamente, los avales necesarios para tener el mayor apoyo. Bajo la leyenda “jornada sanitaria”, blindaron la sede para impedir la llegada de nuevos amparos judiciales y así dejar el camino allanado. No importaron las cámaras ocultas. No importó la insistencia de Daniel Vila. Ni tampoco los recursos legales de Sportivo Guzmán y de Colón de San Lorenzo. Finalmente, Grondona se salió con la suya. Como siempre.
0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New