Check the new version here

Popular channels

"Guerra fría" entre el Real Madrid y Khedira

El Madrid y el alemán no hablan desde hace más de un mes, el club confía en que salga, Sami se resiste




El Real Madrid y Sami Khedira libran estos días una silenciosa batalla que tiene visos de finalizar a pocos minutos de que se cierre el mercado de fichajes, el próximo 1 de septiembre. Las negociaciones entre el agente del jugador, Jorg Neubauer, y el club blanco están rotas desde mediados del mes de julio y los dos implicados en el caso esperan un movimiento de la otra parte, que por ahora no llega, para desbloquear una situación de tensión que irá en aumento según se acerque la fecha del cierre del mercado.
El Real Madrid y Khedira tuvieron numerosas conversaciones la temporada pasada para ampliar el contrato del jugador, pero el acuerdo no llegó debido a lo que ambas partes consideran unas diferencias económicas insalvables. La oferta del Madrid dista unos 2 millones de lo que pretende el jugador alemán, siendo este el único motivo por el que no se ha realizado la ampliación de contrato, ya que las dos partes sí que están contentas en el aspecto personal y deportivo.


Libre en 2015
En el Madrid sospechan que Khedira tiene un acuerdo con otro club para la próxima temporada y que ese es el motivo por el que ni quiere renovar al precio que pretende el Real Madrid ni quiere marcharse ahora, pero el club blanco no está dispuesto a dejarle ir libre y por eso le está empujando hacia la puerta de salida. Que se quedara fuera de las convocatorias ante el Sevilla y el Atlético no es solo una decisión deportiva de Ancelotti, sino una estrategia de club. El mensaje no puede ser más claro: "Si te quedas, no vas a jugar".
Khedira, por su parte, duda ahora qué hacer, si arriesgarse a un año en blanco o marcharse en los próximos días. Pocas fechas después de que el alemán se proclamara campeón del mundo, su agente llamó al Real Madrid para intentar desbloquear la situación y llegar a un acuerdo de renovación en unos términos cercanos a los que siempre han pretendido, pero el club blanco se mostró tan tajante como en los meses anteriores y Sami entendió que el objetivo del Madrid era venderle. Sensación que ha ido en aumento con el inicio de la temporada. Esa llamada, por cierto, fue la última que se ha producido entre las partes.
Pero el problema tanto para el Real Madrid como para Khedira es que a día de hoy no hay grandes ofertas encima de la mesa por el jugador. El alemán tiene un buen cartel en Europa, pero económicamente no le ofrecen lo que le ofrecerían si llegara libre el próximo año. Y además, el club blanco tampoco le ha trasladado formalmente ninguna propuesta. Es más, la idea del Madrid es que ante la falta de minutos durante la pretemporada, sea el jugador el que se mueva y llegue con una oferta al Bernabéu, en una operación similar a la que hizo Özil el pasado verano.



No se siente valorado


El deseo de Khedira siempre ha sido el de seguir en el Real Madrid, en un club al que adora y en una ciudad en la que tanto él como su novia están encantados, pero no se siente valorado ni por parte del club (sí por Ancelotti y sus compañeros) y por eso ha tensado la cuerda económicamente. La jugada puede salirle mal si al final tiene que salir en este mercado, aunque para ello Real Madrid y jugador tendrán que volver a ponerse en contacto, algo que no sucede desde hace más de 30 días.
0
0
0
0No comments yet