Canales populares

Higuain tiene que seguir siendo el 9 de la seleccion?

ARGENTINA GANO PERO EL "9" (BANANA HIGUAIN) DE LA SELECCION ARGENTINA SIGUE SIENDO UNA LAGRIMA, ADEMAS DE ERRAR GOLES EN LA FINAL DEL MUNDIAL TAMPOCO PUEDE METERLE UN GOL A EL SALVADOR, NO ES MOMENTO DE CITAR A DYBALA O VIETTO?



Las conclusiones positivas que podrá sacar Gerardo Martino de este partido serán muy pocas y tendrá mucho más para criticar que para destacar. Argentina no jugó mal, pero le faltó chapa para pasar por arriba a un rival que presentó como único recurso cobijarse bien cerca de su área y revolear la pelota para adelante, sin intención alguna de vulnerar el arco que defendió Nahuel Guzmán. El combinado nacional, en el 'FedEx Field' de Washington, venció 2-0 a El Salvador, por el gol de Néstor Renderos en contra –tras remate de Éver Banega– y Federico Mancuello, quien con su tiro libre se llevó todos los elogios de este chato cotejo.

El parámetro del juego fue el mismo durante los 90 minutos. La Selección tuvo mucha tranquilidad para ir desquebrajando a un equipo que se aferró a las manos de Derby Carrillo y se fue contento con la falta de ideas de Argentina para lograr inflar su red. Sin Lionel Messi, quien miró todo el juego desde el banco, Ángel Di María fue quien lo reemplazó en varios aspectos: utilizó su cinta de capitán, se paró como extremo por la derecha y cargó con la mochila de la generación.

El "Fideo", al igual que el resto de sus compañeros, no tuvo una tarde relevante y estuvo lejos de inquietar a los 11 defensores que colocó el equipo centroamericano. Es que si se tiene en cuenta el esquema escogido y las nulas ocasiones de gol, los de Albert Roca tuvieron en cancha un equipo repleto de jugadores preparados solamente para recuperar la pelota.

Aunque la crítica recaerá en los del "Tata" Martino, que a sabiendas de este suceso apelaron en la mayor parte del compromiso a la pelota por las bandas y los centros insignificantes, como única variante de ataque. Combinado con la falta de profundidad, el partido se volvió aburrido y con el balón rebotando como un pinball en los tres cuartos de cancha.



0
0
0
0No hay comentarios