Hinchas de Peñarol emboscados en Cali

Un grupo de hinchas de Peñarol fue emboscado por barras bravas del América de Cali que estaban armados después del reconocimiento del Estadio Pascual Guerrero en la víspera del encuentro con Deportivo Cali por la Copa Sudamericana. De casualidad no hubo heridos.




Un grupo de no más de 15 hinchas de Peñarol sufrió un momento más que complicado después de que el plantel dirigido por Jorge Fossati reconociera el Estadio Pascual Guerrero de Cali en la víspera del partido de Copa Sudamericana frente al Deportivo Cali.

Una fracción de la barra brava del América de Cali, con aproximadamente 40 personas, arremetió contra los parciales aurinegros que estaban en las inmediaciones del escenario, portando armas blancas y de fuego y al grito de “están en la caldera del diablo” y “aquí mandan los diablos rojos”. Naturalmente los hinchas carboneros tuvieron que correr hasta dentro del estadio, donde permanecieron algunos minutos.

Primero hubo una amenaza a los periodistas uruguayos allí presentes, quienes estaban en una camioneta estacionada detrás del ómnibus del plantel que esperaba por el plantel aurinegro. La escasa presencia policial complicó las cosas, pero esa misma camioneta y el llamado a más efectivos policiales por parte de los mismos periodistas, el plantel y los choferes de los vehículos, evitaron que los incidentes llegaran a mayores.

Más allá del susto, afortunadamente no hubo heridos. El club denunciará el hecho ante la Confederación Sudamericana de Fútbol y recomendó a sus hinchas a no mostrarse con camisetas ni banderas de Peñarol en las calles caleñas, a los efectos de evitar cualquier tipo de incidente.


Montevideo Portal