Popular channels

Histórico e inigualable: 150 mil hinchas de River!























Histórico e inigualable: 150 mil hinchas de River coparon el Monumental, festejando la obtención del Metropolitano 1975














"El espectáculo más hermoso del mundo", así tituló la revista Goles al impresionante festejo de River"




Tras el robo que sufrió River cuando le arrebataron el Nacional 1968, la hinchada Millonaria sintió que esa terrible racha negativa sin títulos, sería eterna. Solo volveríamos a ser campeones con la ayuda de Dios, y de un ángel. En 1975 asumió como director técnico de River, el gran ídolo millonario Ángel Amadeo Labruna. El flamante entrenador, incorporó a Roberto Perfumo, Ártico, Pedro González, Comelles, Reymondo, y repatrió a Pinino Más del Real Madrid; 6 futbolistas vitales para generar un cambio en la idea futbolística del club.











Declaraciones de Angelito Labruna




Carlos Morete (delantero de River en 1975): "En enero del '75 Labruna nos dijo: muchachos yo soy un tipo de mucha suerte, este año rompemos con todo". Ángel logró tener a todo el plantel contento, incluso a los suplentes que no jugaban".

Ubaldo "Pato" Fillol (arquero de River en 1975): "Él (Labruna) era un tipo que sabía mucho de fútbol, pero él agarraba al jugador y lo hablaba. Ahí conocía al jugador, su pensamiento, no solo como persona sino también como futbolista". Él nos preguntaba permanente en que posición nos sentíamos mejor y todo eso y después la decisión la tomaba él".

Norberto Alonso (volante de River en 1975): "Labruna era nuestro compinche, je. Cuando teníamos que joder, jodíamos; pero cuando teníamos que jugar jugábamos".

Luis Landaburu (arquero de River en 1975): "Él no se basaba en el autoritarismo para que nosotros le tengamos respeto, sino que él tenía una manera muy simple de decir las cosas y sabíamos que no le podíamos fallar. Porque él daba la vida por nosotros, y nosotros dábamos la vida por él".









Estos son los cracks que lograron el Metropolitano y el Nacional de 1975





Con la llegada de Labruna se produjo una verdadera revolución futbolística en River. Don Ángel armó un equipo ofensivo que trataba muy bien la pelota, era muy equilibrado en la mitad de la cancha, y sólido en defensa. El jueves 14 de agosto de 1975 en cancha de Vélez, los suplentes de River vencieron 1 a 0 a Argentinos Juniors con gol de Rubén Bruno, y el Millonario se consagró nuevamente campeón del fútbol argentino tras casi 18 años de sequía.








El gol del juvenil Bruno a Argentinos Juniors, que cerró la nefasta sequía de títulos


Breve resumen de ese título histórico




Como era de esperar, el José Amalfitani rebalsó de hinchas de River que asistieron con la ilusión de volver a gritar campeón. En el segundo tiempo, miles de riverplatenses eufóricos invadieron el campo de juego impidiendo la continuación del partido, y celebrando un nuevo título del Más Grande. Fue una
noche inolvidable, una noche en que millones de caras pálidas se quitaron de encima la tristeza con un grito a secas, o un llanto desconsolado, o un insulto maldiciente, o el recuerdo de un íntimo que no soportó tanta espera. La noche en que esa millonada de caras pálidas, sea de cualquier modo, se unió en la común sensación de que la nostalgia iba perdiendo relieve hasta convertirse del todo en un presente delicioso. Y River campeón: una vuelta olímpica después de 18 años. Según la RSSF, ese 14 de agosto asistieron al partido 55.324 personas, superando el límite de capacidad del estadio de Vélez Sarsfield: 50.000 espectadores. Fue una fiesta increíble, y un desahogo monumental.

Ya con el campeonato logrado, Alonso y Perfumo posan para El Gráfico con las dos aves haciendo referencia a que River no es ninguna Gallina, sino un Gallo, un gallo que salió campeón..





El domingo 17 de agosto de 1975 en un Monumental que albergó a 130.000 espectadores (récord histórico de asistencia en el fútbol argentino), River Plate recibió al Racing Club por la fecha Nº38 del inolvidable Metropolitano 1975. A los titulares les alcanzaron 45 minutos para coronar la campaña con un contundente 2 a 0 sobre Racing (Alonso de penal y Morete). Ya se jugaba el segundo tiempo, el Monumental rebalsaba de gente (los hinchas de River también coparon la tribuna Centenario Alta, que fue designada para los hinchas de Racing), el partido se suspendió porque más de 10.000 personas invadieron el campo de juego para celebrar el título. Comenzó una fiesta nunca antes vista en país. Una fiesta histórica e inigualable.









130 mil personas dentro del Monumental, y 20 mil afuera en los alrededores del estadio, dieron como resultado un histórico festejo de 150 mil almas riverplatenses que realizaron una caravana sin precedentes. Como tituló la revista Goles, nunca se había visto (ni se vio) nada igual en la República Argentina. River hizo estallar al país.




























Digan lo que digan, lo que hizo la hinchada de River, no lo hizo nadie. Ningún festejo (independientemente de lo que se celebre en cuestión), en toda la historia del fútbol argentino, logró convocar a la increíble cifra de 150 mil personas. Este histórico "Festejo Monumental" de River en 1975, es una clara demostración del poder único de convocatoria, que tiene el pueblo riverplatense. Podrán imitarnos con sus #12D, pero igualarnos jamás.








0
0
0
0No comments yet