Hoy no hay 'jogo bonito', se suspendio River-Arsenal




Aunque apenas se suspendió el clásico entre Boca y Racing ya se había comenzado a especular con una posible cancelación de la presentación del líder en River en la cancha de Arsenal, fue recién media hora antes del inicio del encuentro (estaba pactado para las 21.30) cuando el árbitro anunció que no se jugaría el duelo. "La postura nuestra fue esperar hasta último momento a ver si paraba un poco la lluvia para que pudiera drenar. Pero siguió lloviendo", justificó.



Una gran cantidad de agua cayó sobre la Ciudad de Buenos Aires a lo largo del día. Tal es así que apenas se suspendió el clásico entre Boca y Racing en la Bombonera, se puso la mirada en lo que sucedería con la presentación del líder del Campeonato de Primera División en casa de Arsenal. Mientras se intentaba decidir si el campo de juego del Julio Humberto Grondona estaba en condiciones o no de albergar el encuentro, fue media hora antes del inicio del mismo cuando el árbitro Darío Herrera anunció la suspensión del mismo.

"La postura nuestra fue esperar hasta último momento a ver si paraba un poco la lluvia para que pudiera drenar. Pero siguió lloviendo... Veíamos que había bastante viento y por ahí podía ayudar al drenaje de la cancha", explicó el juez para justificar la demora en la decisión. Mientras que agregó: "Tomamos la decisión de no jugar porque los laterales estaban con mucha agua y realmente no se podía".

Mientras que enseguida ponderó la predisposición de todas las partes hasta último momento: "Todos queríamos jugar, estábamos dispuestos a empezarlo de la mejor manera, pero cuando vemos que el campo de juego está con tanta agua en los laterales no se puede de ninguna forma".

"Nosotros tenemos que recorrer el campo de juego y ver si está en condiciones de poder jugar el partido. La decisión la tomamos nosotros, obviamente que hay que hablar con los dirigentes de cada club pero lo decidimos nosotros", manifestó Herrera.

Y concluyó haciendo referencia a la postura de los clubes involucrados: "Ambos estaban a la expectativa de la decisión nuestra y apoyaban lo que nosotros decidamos. Avalaron nuestra decisión y la tomaron con mucho respeto".