About Taringa!

Popular channels

Hoy se define el futuro campeon del mundial de clubes

El Al Hilal quiere remontar ante el Wanderers



Un nuevo equipo inscribirá su nombre en el palmarés de la Liga de Campeones de la AFC este sábado, cuando el Al Hilal reciba al Western Sydney Wanderers en el partido de vuelta de la final. Los debutantes australianos visitan Riad con el objetivo de aferrarse al triunfo por 1-0 obtenido en la ida, mientras que el conjunto anfitrión, que permanece invicto en casa, apostará por su imponente registro como local y su experiencia para dar un vuelco a la eliminatoria.

El partido
Al Hilal-Western Sydney Wanderers, Estadio Internacional Rey Fahd, Riad, 1 de noviembre
Ambos finalistas son conscientes de lo que hay en juego: el título del torneo de clubes más prestigioso del continente. Y, por si fuese poco, el Wanderers aspira a convertirse en el primer equipo australiano que se adjudica el certamen asiático. El Al Hilal también pretende conquistar su primer trofeo de la Liga de Campeones de la AFC, aunque ya posee dos del antiguo Campeonato Asiático de Clubes.

Y aunque lo cierto es que se trata de dos conjuntos que han ofrecido un excelente desempeño hasta la fecha, despierta especial expectación el equipo de Tony Popovic, que progresa a pasos agigantados y del que se aguarda que refrende su condición de gran revelación de la prueba. No olvidemos que el Wanderers ya demostró de lo que es capaz al eliminar al defensor del título, entrenado por Marcello Lippi, en una situación similar en cuartos de final.

Para repetirlo, los visitantes confían en su máximo realizador, Tomi Juric, autor del decisivo gol a domicilio contra el Guangzhou, que les dio entonces el pase. El delantero de 23 años también marcó el único gol del choque de ida ante el Al Hilal, que empezó como suplente después de recuperarse de una lesión, y podría volver a ser el comodín de los suyos.

Y para contrarrestar la esperada ofensiva local, los pupilos de Popovic deben en primer lugar apuntalar su defensa. El Wanderers cuenta con una de las retaguardias más sólidas del torneo, que lleva tres partidos sin recibir goles. Tanto Nikolai Topor-Stanley como Antony Golec han demostrado su valía a la hora de frenar a los atacantes contrarios, y este último incluso asistió a Juric en su gol contra el Al Hilal.

En cuanto a los saudíes, su entrenador, Laurentiu Reghecampf, tiene muchos motivos para el optimismo, a pesar de la derrota de la ida. En primer lugar, dispondrá de un apoyo inédito: ya se han agotado las entradas, y 70.000 personas animarán al equipo. También están avalados por su trayectoria hasta la final, con un registro de cinco triunfos consecutivos en casa después del empate inicial ante el Al Ahli (2-2).

Además, su calidad individual hace que partan como favoritos, sobre todo en ataque. De hecho, los hombres de Reghecampf dominaron con holgura el encuentro de ida en Sydney, si bien los australianos terminaron imponiéndose. Su principal arma sigue siendo Nasser al Shamrani, segundo máximo goleador del torneo, con 10 tantos. El centrocampista Salem al Dossari también es conocido por lograr goles cruciales, y el regreso del veterano artillero Yasser al Qahtani, una vez cumplida su sanción, ha supuesto asimismo otra inyección de moral.

Jugador a seguir
Nasser al Shamrani es la gran baza de los locales para impedir que el Wanderers consiga el título, aunque no viese puerta en el duelo anterior. Si recupera el olfato anotador mostrado al principio de la campaña, podría inclinar la balanza del lado saudí. Y el dorsal número 15 del Al Hilal acude con una motivación añadida, la remota posibilidad de igualar el récord de dianas de todos los tiempos en una sola temporada, perteneciente a Muriqui. Para ello, deberá repetir la tripleta conseguida ante el Al Sadd en la fase de liguilla (5-0).

Números que hablan
2: el Wanderers es el segundo equipo de la A-League que alcanza la final, mientras que el Al Hilal se convertiría, en caso de victoria, en la segunda formación saudí que gana la Liga de Campeones de la AFC.

La frase
“Disputar este partido es como sueño. Todo el mundo quiere jugar en una final como esta. Yo ya quería jugar en el primer partido, pero estaba sancionado. Ahora espero que el entrenador me alinee, voy a correr hasta morir, porque quiero ganar este trofeo”.
Yasser al Qahtani, capitán del Al Hilal.
0No comments yet
      GIF