About Taringa!

Popular channels

Independiente 0 - San Lorenzo 1 [15.06.13]

Lo mandó al Infierno





Con un golazo del pibe Correa, San Lorenzo exorcizó cuentas pendientes con Independiente y lo condenó al infierno de la "B" Nacional. Como quien no quiere la cosa, aprovechó la falta de reacción de un equipo desmoronado, en un partido de trámite discreto (pero eso qué importa, cuando la alegría es enorme, cuando se marca a fuego una eferméride futbolera para la posteridad). ¡"B"ade retro, Satanás!

La tarde arrancó deslucida, es cierto, con poco fútbol y mucho morbo. Independiente lidiaba con su propia impotencia e inoperancia, mientras que San Lorenzo estrenaba un planteo ambicioso, pero poco ensayado. Lo visto no sorprendió: fue una suma de imprecisiones. El local prefería atacar por la franja derecha del Ciclón, más desprotegida que de costumbre ante la ausencia de Buffarini, y desde allí llegaron dos o tres centros complicados que quedaron en la nada. Del primero al último, eran un manojo de nervios (sobre todo desde los 20 minutos, tras la noticia del 1-0 de San Martín de San Juan), con Tula y Morel Rodríguez vendiendo humo y excediéndose en las faltas, no siempre castigadas con severidad por Trucco, y un Montenegro intrascendente.

El conjunto azulgrana, en tanto, apenas inquietó a partir del atrevimiento aislado de Correa, siempre picante, y con algún que otro pase a fondo para Verón, que nunca resolvió bien. El Pipi -falto de ritmo- entró muy poco en contacto con la pelota. Mercier estaba muy errático. Y Piatti, más preocupado por los relevos defensivos que por atacar. Nuevamente, el mejor era Kannemann, yendo a todas como la última, quien de todos modos deberá aprender a usar los brazos para no quedar tan desprotegido en cruces y choques (ojo, pibe, te estás ganando muchos golpes innecesarios).

Apenas comenzada la segunda etapa, y mientras se sucedían las imprecisiones y la falta de profundidad, dos cambios: Buffarini y Alan Ruiz por Navarro y Piatti. La particularidad del caso es que Pizzi lo mandó a Buffa por izquierda y a Ruiz por derecha, en tanto que Romagnoli quedó prácticamente posicionado como doble cinco. Sonaba improvisado, y lo era, pero la desesperación e impotencia de Independiente (mientras seguían produciéndose goles ajenos que lo enterraban aún más) lo compensaba. Y llegó el desnivel, una joyita de la joya de las Inferiores, Correa se acomodó y la acomodó, le dio desde afuera del área, combada y junto al palo, inatajable, golazo. (Pensar que cuando lo pedíamos en Primera, nos decían tirabombas).

Durante los siguientes minutos, el Rojo quedó groggy, y los pibes del Ciclón tuvieron tiempo y espacio para terminar de sepultarlo, pero lo perdonaron. Una salvada en la línea tras definición de Verón, un lindo tiro de Ruiz tapado por Rodríguez y un par de malas decisiones en los metros finales impidieron estirar el resultado. Torrico, con enormes reflejos, envió al corner un cabezazo de Fernández que pudo haber sido el empate. Salvo esa ocasión y un despeje de Alvarado bajo el arco, el local no tuvo más opciones, y -de hecho- daba la sensación de que aunque el match se extendiera por horas no convertirían. Ellos no podían, nosotros no queríamos. Sobró piedad y faltó ireverencia para liquidarlos. No hacía falta, puede decirse, ya estaban liquidados.

Quién te ha visto y quién te "B", Independiente, otrora orgullo nacional, ex club ordenado y exitoso, el de las hazañas internacionales, al que nunca pudimos dar vuelta el historial, ayer con la mirada altiva y la soberbia del que se siente intocable, hoy ahogado en lágrimas, cayendo en la cuenta de que las cuentas ya no te cierran. Se te vino la realidad encima, je. Y la última palada te la tiró San Lorenzo, el primer grande en condenar al descenso a otro (en el 83 recibiste a un Racing ya descendido una fecha antes).

Justo a vos, que nos enrostraste con tanto énfasis eso de que los grandes no descienden, que tantas veces saltaste -el que no salta se fue a la "B"-, pero que sólo esta vez diste el gran salto. Y el empujón final fue nuestro, nunca te lo vas a olvidar.






El Gol



link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=y-FctH-2Xds



Resumen



link: http://www.youtube.com/watch?v=wvnACgtD6dk



"Fue difícil jugarlo y dirigirlo"





Juan Antonio Pizzi rescató la levantada de su San Lorenzo y se refirió al particular partido que se jugó hoy en Avellaneda: "Fue una semana especial y era difícil jugarlo y dirigirlo", señaló. Además, le respondió a Caruso Lombardi.

Con cautela y con calma, como siempre. Así salió Juan Antonio Pizzi tras la victoria que condenó a Independiente al descenso: “Hay cinco equipos que son la referencia del fútbol argentino y uno siempre los vio con admiración por la gente, la historia y los jugadores que han pasado. Que ahora le toque otra vez a uno de esos, no es agradable para nadie y lógicamente la trascendencia es mayor”, reflexionó.

Claro, el partido fue distinto a cualquier otro, por eso a la hora de analizar a sus muchachos prefirió hacer un balance de la temporada que está terminando: “La campaña de visitante, separándola de la de local, sirve poco. Creo que lo importante es que cumplimos con lo que aspirábamos y finalizamos peleando arriba. Nos costó un poco arrancar y por eso nos quedamos en el camino de la lucha por el torneo, pero sin dudas el semestre termina como queríamos”.

Mucho se habló en los días previos de los cuatro cambios que el técnico propuso para este encuentro: “Fueron modificaciones que tenían que ver con varias cosas: con el contexto, con el partido que íbamos a jugar y en algunos casos con el cansancio. Queríamos ver al arquero y sabíamos de la experiencia que nos podía aportar Pipi para jugar este partido. Son decisiones que hay que tomar, a veces salen bien y otras no, sino ponemos una página de Internet y que la gente vote quién tiene que jugar”, señaló.

Siguiendo con el tema, el DT también le contestó a Ricardo Caruso Lombardi, quien había puesto en duda sus intenciones en la previa de este partido: "No me detengo ni un segundo porque no tiene ninguna incidencia en mí vida lo que él pueda decir”, disparó.

En el final, Pizzi dejó clarito que el jugado en Avellaneda no era un partido más: “Fue distinta la semana y un partido muy difícil para jugarlo y para dirigirlo”. Mientras que la ausencia de hinchas azulgranas, también aportó a dicha coyuntura: “Lamentamos mucho que no haya podido venir nuestro público porque para nosotros es muy importante”, concluyó.




"Hace un año llorábamos nosotros"





Romagnoli Contó sus sensaciones respecto al descenso de Independiente: "Es una situación fea que no se la deseo a nadie". Además, manifestó que se sintió muy bien al jugar desde el arranque.

El conjunto dirigido por Juan Antonio Pizzi no tuvo un buen arranque en el torneo. En las primeras fechas no logró sumar de a tres y, para colmo en condición de local, dejó en el camino muchos puntos que hubiesen sido fundamentales para pelear el campeonato. Todo lo contrario ocurrió fuera de casa, donde el Ciclón no perdió y sumó 19 unidades (5PG y 4PE). Eso lo llevó a los cuervos a volar un poco más alto de lo que se pensaba. “Hicimos una campaña muy buena”, indicó Leandro Romagnoli una vez finalizado el encuentro ante Independiente. Y además sostuvo: “Cuando empezamos el torneo apuntábamos a engrosar el promedio y nos encontramos con otros objetivos, entramos en la copa”.

Sobre el final del torneo el equipo Santo se sumó fugazmente a la lucha del campeonato, pero en la antepenúltima fecha, luego del empate ante los de La Paternal, se esfumaron todo tipo de chances matemáticas para alcanzar al líder. Es por eso que durante la semana se cuestionó, en exceso, el rendimiento de algunos players. “Después del partido contra Argentinos se habló muchos de varios compañeros, eso generó un clima no tan bueno porque en este plantel no hubo ningún problema”, señaló el Pipi, quien también expresó: “La gente sabe lo que nosotros tratamos de dar cada partido, hoy (por el partido vs CAI) también fue raro, ellos tenían que ganar y esperar otros resultados, pero nosotros tratamos de hacer lo nuestro”.

El ídolo azulgrana volvió a ser titular después de 36 fechas y contó sus sensaciones respecto a vestir nuevamente la camiseta de San Lorenzo desde el arranque. “Me solté un poco más en el segundo tiempo, físicamente me sentí muy bien”, manifestó el diez, y además agregó: “Quizás con una pretemporada puedo estar mucho mejor”.

Para finalizar su charla con los medios, el enganche opinó acerca del presente que está viviendo todo el mundo Independiente. “Nosotros pasamos por una situación así el año pasado, y en esta misma cancha, después del empate, éramos 25 o 30 jugadores llorando en el vestuario. Es lógico que los jugadores de Independiente estuvieran dolidos. Hoy les toca a ellos”, remarcó el mediocampista quien luego sentenció: “El descenso es una situación fea que no se la deseo a nadie, es parte del fútbol. Fuerza a la gente de Independiente”.




Respeto desde Boedo





Tanto el presidente del Ciclón, Matías Lammens, como el vicepresidente primero, Marcelo Tinelli, no sólo celebraron el triunfo azulgrana, sino que también felicitaron a los hinchas del Rojo por su comportamiento sin incidentes.

Mensajes llenos de paz para el fútbol argentino. Primero fue Matías Lammens, quien en una entrevista radial reconoció que le gustaría un ascenso del Globo para volver a jugar el clásico. Pero, posteriormente, el propio titular de San Lorenzo tuvo plabras para la gente de Independiente.

Desde su cuenta @matiaslammens, el presidente tuiteó: "Felicitar sinceramente a la gente de Independiente por su conducta, a la altura de un club con una historia riquísima que debe volver pronto". Lammens concurrió con custodia por consejo del Comité de Seguridad, pero por suerte no hizo falta el ejercicio de la misma.

Además, el vice primero, Marcelo Tinelli, también resaltó el comportamiento de los hinchas locales: "Mi respeto enorme a toda la gente del Rojo que hoy sufre este momento durísimo. Emociona ver con la altura que vivieron esta situación", dijo en @cuervotinelli.

Por otra parte, ambos felicitaron al plantel y el cuerpo técnico por la campaña, que terminó con una clasificación a la Copa Sudamericana y con la posibilidad de seguir escalando en los primeros puestos, algo que no ocurría desde el Apertura 2009, con Diego Simeone como DT.




Imágenes























































Afiches






































0No comments yet