Independiente | A 30 de la séptima



Se cumplen exactamente 30 años desde que Independiente ganó su séptima Copa Libertadores tras igualar ante Gremio de Porto Alegre en la Doble Visera. Una cifra que, hasta la actualidad, sólo el Rojo logró alcanzar.

El 27 de julio de 1984, hace ya 30 años, todos los hinchas de Independiente y varios amantes del fútbol argentino se levantaban sabiendo que iba a ser un día especial. Muchos, seguramente, ni siquiera necesitaron despertarse. Independiente estaba a tan sólo un paso de conseguir un nuevo título. Pero no se trataba de cualquier copa, era su tan amada Libertadores de América.

Carlos Goyén; Néstor Clausen, Hugo Villaverde, Enzo Trossero y Carlos Enrique; Ricardo Giusti, Claudio Marangoni, Jorge Burruchaga y Ricardo Bochini; Sergio Bufarini y Alejandro Barberón, fueron los once jugadores dirigidos por el eterno José Omar Pastoriza que se pusieron la roja y salieron al campo de juego.




Partido revancha en la histórica Doble Visera entre Independiente y Gremio. 
Gentileza de clubaindependiente.com


Esa misma camiseta que ya había ganado la máxima copa de América en seis oportunidades. Pero aún faltaba más. En frente se encontraba el duro Gremio de Porto Alegre. El Rojo había ganado el encuentro de ida por 1 a 0 con gol de Burruchaga, recordado como “el partido perfecto” por la excelente actuación del conjunto argentino que se retiró aplaudido por el público brasilero.

“Independiente nos pasó por arriba”, había admitido Hugo De León, zaguero del Gremio. Incluso, el diario local “Zero Hora” había sido contundente en su principal tapa: “Independiente dio una cátedra de fútbol”.




Gol de Burruchaga en la primera final. 
Gentileza de VideosRetroCAI


Ahora, ambos se volvían a ver las caras en la mística Doble Visera. Y si bien en esta oportunidad el Rey de Copas no supo sacar ventaja en el marcador, el empate sin goles lo coronó nuevamente campeón de la Copa Libertadores de América, siendo la séptima consagración de este título. Y 30 años después, sigue manteniendo el máximo ganador.




Gracias, campeones! Ya llegará la octava…



Por Lucas Riggio.