About Taringa!

Popular channels

Independiente se floreó ante un inexpresivo Tigre

El equipo del Tolo Gallego fue muy superior y se impuso por 4-1. Ríos (PT 24m), Gandín (PT 38m) y Montenegro (ST 9m y 28m) hicieron los goles del vencedor. Luna (ST 26m) descontó para el Matador.
Independiente suele pasar del amor al desengaño, del aplauso a la reprobación, cada siete días. En medio de su constante irregularidad, hoy le tocó le tocó la mejor cara de la moneda y a puro fútbol dio cuenta de Tigre por 4-1 en Parque Patricios.

Desde el arranque los de Gallego mostraron una importante vocación ofensiva y en menos de diez minutos ya habían contado con tres chances para romper el cero, pero Islas les ganó a Pusineri y Montenegro, y el palo le dio una mano al arquero cuando se vio superado por un cabezazo de Núñez.

Pero como alguna vez explicó el técnico brasileño Tim: si te tapás la cabeza, te descubrís los pies. El dilema de la manta corta ante la falta de equilibrio. Y algo de eso le pasó al local, que fue con varios hombres al ataque y sufrió en su área. Paparatto casi festeja de cabeza, Assmann se lució ante un disparo de Rusculleda y Jerez se demoró en definir tras una buena apilada.

Fueron 15 minutos a pura emoción, pero sin goles. Luego, el trámite perdió intensidad, pero siempre con el Rojo –hoy vestido de blanco- monopolizando el balón. A los 34, cuando pasaba poco, llegó el primer grito: Pusineri recuperó en la mitad, tocó para Gandín, quien habilitó a Ríos. El Toti, desde fuera del área sacó un violento remate que se coló, inatajable, contra el ángulo derecho de Islas.

El Matador sintió el golpe y cuatro minutos más tarde sufrió el segundo cachetazo. Esta vez se cambiaron los roles: Ríos asistió a Gandín, y el Chipi definió con un toque cruzado.

En el segundo tiempo Cagna probó con el ingreso de Ayala por el petiso Abregú, pero nada cambió. En su primera llegada a fondo los de Avellaneda volvieron a facturar: Núñez se escapó por la izquierda y tocó para la entrada del Rolfi, quien definió con esfuerzo para el tercero.

Cuando el juego parecía sentenciado, Carlos Luna apareció solo en el área y con un tiro cruzado de zurda terminó con la resistencia de Assmann, iban 26 minutos. Sin embargo, la ilusión de una probable remontada le duró un suspiro a los de Victoria porque, 120 segundos más tarde, Rodríguez combinó con Montenegro, quien eludió a Islas y tocó a la red con gran categoría. Fue el gol que sentenció el juego.
0No comments yet