Check the new version here

Popular channels

Independiente | Táctica: Movilidad, velocidad y versatilidad



El debut de Independiente en el torneo se dio con la contundente victoria 3-0 sobre Atlético de Rafaela. Y en el apartado táctico la movilidad, velocidad y versatilidad del equipo dejó mucha tela para cortar.

Contrariamente a lo sucedido en el partido vs. Belgrano por la Copa Argentina, que se jugó con dos wings de los antiguos, hoy Independiente puso en cancha un equipo más centrado en distribuir la pelota por el centro del campo con toques cortos y paredes, a gran velocidad. Si habría que poner un número a esa formación, el mismo sería 5-3-2, con la defensa muy clara con Zárate, Breitenbruch, Tula, Figal y Villalba.

Los dos laterales eran siempre opción para recibir bien abiertos
y liberar la congestión que Independiente generaba con sus toques por el medio, que lo manejaban entre Méndez, parado por momentos como único cinco, Mancuello, libre del medio a la izquierda (y a veces formaba doble cinco con el jugador procedente de Central) y Pisano, jugando casi de enganche. Los dos de arriba, Riaño y Lucero, con mucha movilidad por parte del ex Boca que casi siempre era el primero en recibir y el que más en contacto entró con la pelota de los delanteros, y el ex Defensa y Justicia, que se acomodaba entre los centrales para recibir la pelota en profundidad e intentar ganar con su velocidad.

Lo interesante de la propuesta de Independiente fue que en todas las jugadas de ataque, los que subían a generar peligro eran no menos de cinco jugadores, ya que tanto Zárate como Villalba llegaban por el costado, y luego por el centro y rotando constantemente entraban Mancuello, Pisano, Riaño y Lucero. De hecho, el primer gol, llega por una muy buena jugada del 11 por el medio.

Rafaela inquietó a Independiente, sobre todo en la primera parte, con pelotas cruzadas, ya que su juego consistía en una salida clara del fondo hasta mitad de cancha, donde intentaban sorprender a los defensores con un cambio de frente en profundidad para los tres puntas que puso Roberto Sensini en cancha que eran Albertengo, por el centro, Depetris y González, por las bandas.

El Rojo intentaba recuperar rápidamente la pelota en tres cuartos de cancha rival, y si no podía en ese sector, se replegaba hacía la mitad donde se hacía bien compacto y le dejaba pocos espacios a los jugadores creativos de la Crema.

En el segundo tiempo se pudo ver un cambio en la manera de atacar de Independiente.
Si bien la idea primordial era la misma, de salir jugando de manera clara del fondo, con la salida de Pisano y el ingreso de Pizzini, se pudo ver un equipo más parecido al que enfrentó al Pirata Cordobés el partido pasado. Los toques no pasaban tanto por el medio, sino que ahora, el juego se recostaba más que nada por las bandas, aprovechando sobre todo la velocidad y gambeta del autor del segundo gol, casi en la primer pelota que tocó.

Aquí fue también cuando se produjo un nuevo cambio de esquema en el equipo, ya había ingresado Barrios por Zárate, que cumplió la misma función, y también se retiró Claudio Riaño, que hizo un gran desgaste en el partido, moviéndose por todo el frente de ataque, y le dejó su lugar a Franco Bellocq, por lo que ahora el dibujo era un 5-4-1 con Méndez jugando por derecha, el tándem Mancuello-Bellocq en el centro y Pizzini por izquierda. Dejando solo, pero nunca sin compañía, a Juan Lucero.

En resumen, pudimos ver un Independiente muy flexible en su juego. Atacó con mucha gente pero también defendió en la misma cantidad. Se pudieron ver algunos desacoples abajo, por momentos a los mediocampistas le costaba recuperar la pelota y fue cuando más lo sufrió el equipo. En la salida también hubo algunos errores, producto del propio riesgo que se corre al intentar salir jugando por abajo siempre, muchos vinieron por el lado de Figal, que le costó debido a la complicación de jugar con la pierna cambiada. En ataque se vio lo mejor, con movilidad, velocidad y precisión, aunque faltó puntería al momento de definir.

Sin dudas, ha sido un debut más que auspicioso para los jugadores y sobre todo para Jorge Almiron, que está demostrando que tiene una idea muy clara de juego y que los jugadores parecen haber entendido y aceptado desde el arranque.



Por Mariano Rubino.




0No comments yet