Independiente | Uno x Uno + Ficha y puntajes vs. Lanús



Diego Rodríguez: Quedó muy expuesto en el gol de Lanús, pero tras el tanto de Daniel Montenegro contuvo las pocas que tuvo Lanús. Un par de remates, que el arquero desvió de gran manera para resguardar el triunfo.

Aléxis Zárate: Mucho más contenido que en otros partidos, sufrió al principio con las subidas de Lautaro Acosta, aunque con el correr de los minutos terminó afinazándose en el lateral. Pese a ganarse la tarjeta amarilla, sostuvo el tiempo restante, controlando los ataques de Lanús y mostrándose como salida.

Emanuel Aguilera: Arrancó perdiendo en velocidad ante los ataques de Lanús, pero al igual que ante Arsenal terminó redondeando un buen partido. Se complementa bien con Cuesta y da la sensación que será la defensa titular para Almirón.

Víctor Cuesta: El refuerzo más parejo de los que incorporó Independiente en este campeonato. El central no sólo anduvo bien de arriba y anticipándose a los delanteros rivales, sino que cuando pudo salir jugando, se mostró como opción. Coronó su gran actuación con el cuarto gol del triunfo.

Lucas Villalba: Alternó buenas y malas, aunque se mostró mucho más calmo que en los últimos encuentros. Con el triunfo, se mostró como salida por su banda, sin la obligación de recorrer todo el carril. Fue un buen relevo para Mancuello.

Jesús Méndez: Con el paso de los minutos, se hizo dueño de la pelota en la mitad de la cancha, aunque luego de la amonestación – no podrá estar ante Boca -, estuvo bastante más contenido. Con el ingreso de Franco Bellocq encontró más aire y tras las expulsiones de Lanús, se lució con la pelota.

Federico Mancuello: El alma del equipo, el capitán en todo sentido. Desde el momento en que, tras el golpazo que sufrió en Sarandí, no puso en duda su presencia, hasta su juego que fue creciendo a medida que pasaron los minutos. Algo contenido en el principio, fue encontrando los espacios y mostrándose como opción de pase. Hizo una gran jugada para el gol de Martín Lucero, que empezó a definir el partido.

Daniel Montenegro: Gran partido del Rolfi, participando en el armado del ataque del Rojo y anotándose con un golazo para poner el 2-1. Luego de un centro de Mancuello, la esperó, la acomodó con el pecho y reventó el arco de derecha para anotar, además, su gol número 100 en primera división. En el segundo tiempo colaboró con la presión de los volantes.

Francisco Pizzini: Arrancó impreciso, aunque con el correr de los minutos empezó a marcar la diferencia por la banda izquierda. Generó varias jugadas en el ataque de Independiente, en el final del primer tiempo y en el principio del segundo tiempo. Se retiró promediando el complemento, luego de 3 semanas ausentes y recuperarse de un desgarro.

Sebastián Penco: Ratificó su gran momento, anotando el gol del empate parcial. Luego de un gran centro de Francisco Pizzini, el delantero se lanzó de palomita y metió un cabezazo bárbaro, anticipándose a su marcador. Luego, recibió golpes por todos lados, complicando a los centrales de Lanús y a los mediocampistas. Tuvo otra en el segundo tiempo, que se fue bastante desviada y anotó un tanto anulado por posición adelantada de Mancuello.

Matías Pisano: Tuvo varios remates de media distancia que, de no ser por las grandes respuestas de Agustín Marchesín, hubiesen cerrado el partido antes. De uno de ellos, llegó el rebote para el tanto de Daniel Montenegro. En el segundo tiempo, tras la salida del Rolfi, se hizo más de la pelota, tal cual le exige el equipo.

Franco Bellocq: Ingresó para darle aire a Jesús Méndez en el mediocampo, algo que logró hacer con creces. A diferencia de otros partidos, fue mucho más criterioso con la pelota, a la hora de servírsela a un compañero.

Martín Lucero: Se sacó la mufa tras el gol mal anulado en Sarandí y el que luego erró, en soledad, ante la salida de Andrada. Tras una gran jugada en equipo, anotó el 3-1 para sentenciar el triunfo, aunque luego llegaría el tanto de Víctor Cuesta.

Martín Benítez: Parece que esta vez terminó de concretar en los minutos que tuvo en la cancha, todo lo que espera Jorge Almirón de él. Claro, no es un detalle para menospreciar, esta vez ingresó con el triunfo a favor y el equipo supo aprovechar su velocidad en el mano a mano ante los defensores.

Jorge Almirón: El equipo inició el partido con un gol tempranero y con 15 minutos de zozobra, pero tras el empate y luego el tanto de Montenegro, consolidó y justificó la victoria. En un momento en el que se le exigía carácter, el equipo de Almirón lo mostró, para dar pelea hasta el último partido.





Por Carlos Maidana.