Kranevitter: A punto de quedarnos afuera, pero...